Los ecosistemas terrestres y marinos presentes en el Parque Nacional Jeanette Kawas (PNJK) producen cada año un valor total de 21 millones de dólares

Honduras se ubica en el istmo centroamericano limitando al norte con el mar Caribe, en el océano Atlántico y al sur con el Golfo de Fonseca en el océano Pacífico, sumando una longitud costera e insular de 1.006 kilómetros entre ambas costas y albergando en ellas 21 áreas protegidas marino costeras.

Estas zonas costeras se caracterizan por ser zonas productivas y de desarrollo económico, y  juegan un papel muy importante en la industria pesquera, las plantaciones de palma africana y el turismo. El proyecto Marino Costero, implementando por la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+) en conjunto con el PNUD y con financiamiento del GEF contribuye a mejorar la efectividad  en el manejo de las áreas protegidas marino y costeras, mediante acciones orientadas a proteger la biodiversidad en una forma sostenible.

Uno de los retos históricos de las áreas protegidas, ha sido la gobernanza en su co manejo. En Honduras la gobernanza de las Áreas Protegidas Marino Costeras, ha sido un proceso colectivo, manejado de manera formal e informal, en función de los medios de vida de las comunidades costeras, muy estrechamente ligada a una sociedad vinculada a los asuntos públicos, donde el modelo de co manejo se ha convertido en un paradigma que no responde concretamente a las preguntas de, ¿Quién o quienes ejercen la autoridad? ¿Bajo qué reglas y en qué condiciones se toman las decisiones? ¿Cuáles son las relaciones de poder entre los actores? ¿Quiénes participan en la toma de decisión y cómo? ¿Cómo se medían las diferencias entre los actores? ¿Cómo se rinden cuentas y a quién o a quienes?.

Parque Nacional Blanca Jeannette Kawas

Los ecosistemas terrestres y marinos presentes en el PNJK producen cada año un valor total de 21 millones de dólares

El Parque Nacional Blanca Jeannette Kawas - PNBJK, no era la excepción a esta realidad, pero al ser un humedal costero marino inscrito en la lista de la convención relativa a los humedales de importancia internacional RAMSAR, y ser una de las 10 áreas protegidas prioritarias para la conservación de la biodiversidad en Honduras, un buen co manejo del área era vital para el bienestar ecológico, económico y social.

El Proyecto Marino Costero, logró articular el accionar de las diferentes instituciones y organizaciones con roles y competencias afines en temas ambientales, con el fin de facilitar el proceso de gobernanza basada en roles y competencias y como resultado de esta sinergia se obtuvo la creación de dos plataformas interinstitucionales, constituidas como instancias de gestión y de coordinación con el nombre de “Comité Interinstitucional del Ambiente y Áreas Protegidas”.

Entre sus principales funciones destacan el generar un plan operativo anual del comité interinstitucional, evaluar semestralmente las actividades, valorar la efectividad del manejo de las áreas protegidas con revisión de evidencias y velar por la aplicación de la normativa ambiental en la zona, entre otras. Logrando alcanzar un entendimiento común que para la efectividad del manejo del área protegida se requiere de la participación activa y competencias de otras instituciones.

El éxito del proceso desarrollado en las dos experiencias de creación del comité Interinstitucional, se resume en los siguientes pasos:

 

Replica en otras áreas protegidas

Esta experiencia exitosa de co manejo se ha replicado con los actores vinculados al Refugio de Vida Silvestre Laguna de Guaimoreto (RVSLG) y Parque Nacional Capiro-Calentura (PNCC) ubicados en los municipios de Trujillo y Santa Fe en el departamento de Colón, creando y en su propio  “Comité Interinstitucional para el Ambiente y las Áreas Protegidas de Trujillo y Santa Fe” mismo que ya fue reconocido a nivel local y departamental y se han convertido en un espacio de incidencia, de consulta, referencia y asesoría para otros actores que tienen dentro de sus agendas de trabajo la intervención en temas ambientales en los municipios.

Con esta experiencia el proyecto Marino Costero apunta al cumplimiento del ODS 14, que indica que las áreas marinas protegidas deben ser administradas de manera efectiva, contar con recursos suficientes y regulaciones que ayuden a reducir la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos. Con una gobernanza sostenible y articulada con los actores a nivel local, contribuimos la conservación de la biodiversidad, el desarrollo sostenible y al cumplimiento de la Agenda 2030.

Icon of SDG 01 Icon of SDG 13 Icon of SDG 14

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global