Proceso de construcción de una secadora solar de café - Foto: Fundación COHONDUCAFÉ

 

“En la última competencia nacional de Taza de Excelencia en la que participé obtuve el puesto 24, entre 800 productores inscritos. A nivel departamental logré el tercer puesto entre 400 competidores”. Estas son las palabras de Wil Armijo, productor de café de la región de Santa Bárbara, en el occidente de Honduras, quien habla de manera pausada, con humildad y reconociendo en cada palabra que lograr los primeros puestos en estas reñidas competencias de excelencia es sólo posible gracias a un trabajo dedicado en las fincas y la complicidad de la madre naturaleza. Solo así se logra una taza de café deliciosa que es apetecida por los mejores paladares y también por los más grandes compradores a nivel mundial.

La finca de Wil ha venido creciendo desde el año 1998 cuando la adquirió con su esposa Irma. Hoy en día cuenta con 12 manzanas cultivadas de café y aprovecha algunas áreas para la crianza y la producción de gallinas, cerdos, aguacate y algunos maderables que por ahora son un “ahorro para el futuro”. Para Wil el poder cercar la totalidad de la finca es una meta por cumplir. Quisiera que más miembros de su familia se involucraran en las labores de cultivo pues en ellas ve futuro, como lo ve en su pequeña nieta Yury, de siete años, que los acompaña a diario.

Con el ánimo de mejorar sus ingresos, Wil también decidió sumarse a la iniciativa de las secadoras solares de café de la Fundación COHONDUCAFÉ y del PNUD, en su iniciativa Investment Facility, y hoy día ya ha construido cuatro de ellas, así como varios vecinos que ya están avanzando en el proceso de adoptar la nueva tecnología. Las ventajas de esta inversión se han hecho evidentes en las recientes cosechas pues, por ejemplo, últimamente logró vender la carga de café a 4.400 Lempiras (USD $182), lo cual sin este nuevo sistema de secado sólo hubiera alcanzado un precio de 3.000 Lempiras (USD $ 124), dada la calidad final del grano en términos de humedad. Esto implica más de 45% de mejora de ingreso. A esto lo llama Wil lograr una calidad tipo “taza limpia”.

Sus logros no han pasado desapercibidos por potenciales clientes extranjeros que ya le han manifestado su interés de comprar las futuras cosechas a un precio por libra de café muy atractivo, lo cual se espera lograr con el favor del clima.

 

Trabajo en alianzas y usando metodologías innovadoras

Wil es uno de los 3,000 productores de café que han sido beneficiados dentro de la iniciativa “Mejoramiento de la calidad del café en Honduras” que apoyó el PNUD, en alianza con la Fundación COHONDUCAFÉ, en el marco del Proyecto “Más Competitividad, Más Empleo” quienes recibieron la tecnología de secadoras solares y capacitación, lo que les ha ayudado a mejorar sus ingresos pues los granos de café son de mejor calidad.

La iniciativa tuvo presencia en los departamentos de Comayagua, Copán, Cortés, Francisco Morazán, Intibucá, La Paz, Lempira, Ocotepeque, Olancho, Santa Bárbara, Yoro y El Paraíso. Adicional a la entrega de las secadoras solares, se incluyó capacitación y asistencia técnica a los productores en temas como: buenas prácticas de procesamiento y secado; valor agregado del café; estándares de mercado y promoción de la inclusión de mujeres y jóvenes en la cadena de valor.

Esta entrega de activos físicos y conocimiento buscó impactar positivamente las dimensiones ambiental, económica y social de las comunidades y territorios donde se tiene presencia, sobre una base de negocios inclusivos que vincula a empresas privadas - en este caso compradoras de café – para generar tracción en la cadena de valor y con ello incentivar la dinámica productiva y la sostenibilidad de las iniciativas.

El Proyecto “Más Competitividad, Más Empleo” buscó promover la activa participación de las mujeres y los jóvenes en riesgo de migración. Además del apoyo brindado a las y los productores de café, se contó con iniciativas en la cadena del cacao, integrando en ella la tecnología Blockchain para garantizar trazabilidad y con ello satisfacer mercados de mejor precio y calidad. También se puso en marcha un modelo de microfranquicias en la Región de Lempa, con el cual se ha apoyado para facilitar el crecimiento empresarial formal en equipo con emprendimientos microfranquiciados de la cadena de café. Estas iniciativas ayudan al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y fueron financiadas con recursos del Investment Facility del PNUD.

 

Icon of SDG 01

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global