“Ahora estamos fortalecidos para poder diseminar el arte y la interpretación con identidad para forjar valores en niñas, niños y jóvenes.” - Efraín Díaz

 

Ubicada en la comunidad de El Pino en El Porvenir, Atlántida, entre dos áreas protegidas de Honduras, el Parque Nacional Pico Bonito y el Refugio de Vida Silvestre Barras de Cuero y Salado, nació, y ya da frutos, la Escuela de Valores de los Jóvenes Artesanos.

Para promover una actitud de conservación de la biodiversidad e incrementar las oportunidades de generación de ingresos de jóvenes artesanos y grupos vulnerables de El Pino, se desarrolló la Escuela de Valores, con el apoyo de diferentes cooperaciones a la cual se ha sumado el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El Proyecto Jóvenes Fomentando el Arte y el Turismo para Conservar la Biodiversidad, ejecutado a través de la Empresa de Servicios Múltiples Artesanos y Guías (A&G), utiliza el arte en sus diversas formas como herramienta para impulsar cambios culturales a favor del ambiente.

Estos espacios de desarrollo creativo e innovador buscan promover valores y principios, fortalecer capacidades empresariales y desarrollo humano en los jóvenes, incrementar la producción del arte y artesanía con identidad socioecológica de las áreas protegidas y paisajes escénicos del caribe hondureño, y desarrollar mayor consciencia para conservar la biodiversidad e interpretación ecológica propia de estas regiones priorizadas y promocionarlos turísticamente.

Para Efraín Diaz Cuellar, Presidente de A&G, la experiencia con el PPD ha sido muy valiosa. “Ahora estamos fortalecidos para poder diseminar el arte y la interpretación con identidad para forjar valores en niñas, niños y jóvenes.”

Estas capacidades se han ido fortaleciendo en giras por el país, en donde los jóvenes han tenido la oportunidad de intercambiar conocimientos y experiencias con artistas y artesanos y han aprendido a crear y promover su propio arte de forma sostenible.

Además de impartir clases de dibujo y pintura a la población estudiantil de la comunidad, y en especial a aquellos en situación de vulnerabilidad, la Escuela de Valores también ofrece talleres en diseño gráfico, mercadeo, liderazgo y cursos de inglés básico, así como charlas de educación ambiental sobre el ecosistema, las áreas protegidas, aves y turismo.

“Aprendí como ser una buena emprendedora. Se abrieron nuevas oportunidades de desarrollo que me han ayudado a tener nuevos ingresos y ser mejor persona cada día, aprendiendo a cuidar el planeta,” dijo Vilma Rodríguez, una joven que ha crecido junto a la Escuela de Valores.

Otros jóvenes, como Daniel Ulloa, aprovecharon las giras por el sendero, entre árboles y aves, para formarse y convertirse en guías turísticos. Ulloa, como parte de los 15 jóvenes capacitados en el turismo comunitario y en la protección de los recursos naturales, reconoce el esfuerzo, tanto de A&G como del PPD, de apoyar a los jóvenes para que aspiren a una mejor vida.

“Me he dado a conocer en la comunidad como un joven emprendedor y con mucho talento. He puesto en práctica los valores y he compartido mi experiencia por medio de proyección social como charlas ambientales y campañas de limpieza. Todo esto ha sido posible gracias a las personas y organizaciones que han colaborado con nosotros.”

Poco a poco, la Escuela de Valores ha ido creciendo con la construcción de una bodega y la compra de equipo y herramientas para hacer trabajos artísticos. Para concienciar a la comunidad, se ha creado la feria socio cultural ambiental de El Pino. Asimismo, la comunidad ahora celebra los días del calendario nacional identificados con temas ambientales.

Hasta la fecha, más de 2,000 niños y niñas han sido capacitados en educación ambiental y valores morales y han participado además en la elaboración de murales ecológicos en 14 centros educativos del municipio.

El Coordinador Nacional del PPD, Hugo Galeano, se siente orgulloso de este movimiento de valores y principios. “Hemos apoyado muchas iniciativas inspiradoras, y sin duda el gesto de amor y solidaridad de Jóvenes Artesanos es una de ellas. El PPD siempre busca llegar a la población más vulnerable, a los talentos invisibilizados, y este acceso a jóvenes nos enseñó cómo hacerlo.”

Icon of SDG 01 Icon of SDG 13

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global