Además de los materiales de bioseguridad, también fueron entregados trifolios y afiches informativos sobre qué es el COVID-19, cómo prevenirlo y qué precauciones deben tomarse cuando alguien se ha contagiado, en el idioma español y en la lengua miskita.

La pandemia por coronavirus ha impactado enormemente al mundo entero. Se está moviendo como una ola, una que ha afectado económica y socialmente a la población mundial, especialmente a las personas menos capaces de hacerle frente.

En Honduras, la Moskitia ha sido la última región del país donde ha llegado el coronavirus, y junto con el resto de Honduras, se enfrenta la mayor crisis de nuestro tiempo.

Dado que el número de personas infectadas aumenta cada día, la necesidad de informar y proteger a las comunidades más vulnerables se vuelve aún más urgente. El PNUD en alianza y con el apoyo financiero de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), bajo el proyecto “Fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil para el ejercicio pleno de los derechos humanos y la auditoria social en la Moskitia”, elaboró una campaña de sensibilización e información sobre la pandemia por COVID-19. Parte de este esfuerzo, ha sido proporcionar y equipar a los pueblos de la región de la Moskitia con materiales de bioseguridad; gel antibacterial, mascarillas, protectores faciales, guantes, entre otros insumos.