Café cultivado en Dulce Nombre de Culmí, Olancho

“Cuando las comunidades disfrutan de ingresos y negocios, ahí, se construye la esperanza y nace una relación a largo plazo para la conservación de los recursos naturales”-Hugo Galeano, coordinador nacional del Programa de Pequeñas Donaciones

La pérdida y degradación de suelos y la mala administración de los recursos biológicos naturales pueden tener consecuencias fatales como la extinción de especies, deforestación, intensificación del cambio climático, pérdida de agua dulce y el abandono de tierras que genera migración.

Dulce Nombre de Culmí, Olancho

En 1980, la UNESCO declaró la Biósfera del Río Plátano como Patrimonio de la Humanidad, volviéndose la mayor área protegida de Honduras. Esta es la reserva biológica de recursos culturales y naturales más grande de Honduras y la que posee mayor riqueza ecológica, ambiental y natural de Mesoamérica. Tiene una extensión territorial de 525,000 hectáreas (confirmar cifra) y es el hogar de un alto valor biológico como tapir, el águila harpía, el jaguar y la guacamaya, que son algunas de sus especies emblemáticas.

En la zona sur de la Biósfera del Río Plátano, se ubica el municipio de Dulce Nombre de Culmí, en el departamento de Olancho. Este municipio, al igual que otros circunvecinos, funciona como zona amortiguadora, que absorbe las perturbaciones causadas por la actividad humana en la Biósfera del Río Plátano. Al igual que esta reserva natural, las zonas denominadas “amortiguadoras”, también tienen el reto de conservar y mantener su patrimonio natural. La conservación de su biodiversidad y conservación de los suelos y sus valores culturales, es uno de los desafíos.

Cuidar la biodiversidad los suelos usando sistemas agroforestales

Los sistemas agroforestales son una opción sostenible para la conservación de la biodiversidad, recuperación de los suelos degradados y reincorporarlos a la producción agrícola y ganadera. Combinan siembra de cultivos permanentes y árboles maderables.

En el marco del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD), en siete comunidades de Dulce Nombre de Culmí, se implementó el uso de los sistemas agroforestales en 376 manzanas de tierra, en las que se sembró la planta de café. De estas, 40% eran pastizales que alimentaban ganado, ahora son áreas con mayor cobertura vegetal, en consecuencia, con mayor biodiversidad.

Maximiliano Guzmán, un productor de café de la zona, comparte su experiencia de lo que aprendió a través de PPD, “es más rentable una manzana de café, que una manzana de pasto”. Como mínimo los ingresos por manzana se han incrementado en 140% ahor que allí se siembra café: ha pasado de unos 25vmil lempiras a 60 mil lempiras por manzana, ahora que el café tiene buen precio.

Los beneficios de los sistemas agroforestales se ven reflejados en la economía de la comunidad, pues los frutos de los cultivos son sustento para las comunidades, a la vez, apoyan la conservación de la biodiversidad y de los suelos. Como resultado, las primeras dos cosechas de café registraron ingresos superiores a los 33 millones de lempiras para las comunidades de este municipio.

Estos cambios positivos en Dulce Nombre de Culmí apoyan el cumplimiento de los ODS 1, 12, 13 y 15 de la Agenda 2030.

Más sobre el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD):

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) junto con Mi Ambiente y bajo financiamiento del Fondo Global para el Medio Ambiente, implementan el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) cuyo objetivo primordial es la conservación de la biodiversidad, acción contra el cambio climático, la degradación de la tierra, los contaminantes orgánicos persistentes y la protección de aguas internacionales. En 17 años, el PPD ha invertido L.268,000.00 (aprox. 6.8 millones de dólares) en 232 proyectos que han generado ingresos para las comunidades arriba de los L. 100 millones.

Los resultados del PPD se ven reflejados en el desarrollo de capacidades en las comunidades que formulan sus proyectos y se hacen responsables de su ejecución.

 

Icon of SDG 01 Icon of SDG 13

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe