La mediación es un mecanismo alterno que ayuda en la prevención de la violencia al ayudar a gestionar los conflictos mediante la búsqueda soluciones y el logro de acuerdos que satisfagan a las partes

Los conflictos por la tierra y los recursos naturales, las tensiones recurrentes y la inestabilidad son algunos de los retos más complejos que enfrenta Honduras.

Estos conflictos tienen un impacto sobre la vida humana, debilitando la cohesión social y la confianza. Por ello, es necesario fomentar medios pacíficos, tanto preventivos como de manejo del conflicto que ayuden a superar las divisiones y la violencia.

En ese sentido a través del proyecto “Construcción y consolidación de las capacidades nacionales para la prevención de conflictos en Honduras” financiado por la Unión Europea con el apoyo del Departamento de Asuntos Políticos de Naciones Unidas (UNDPA por sus siglas en inglés) y ejecutado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se ha contribuido en los últimos dos años (2016-2018) al fortalecimiento de instituciones del Estado y organizaciones de la sociedad civil en La Moskitia para establecer mecanismos y desarrollar competencias en prevención y resolución de conflictos.

Mediación interna y proceso de desarrollo

La Moskitia está ubicada en una zona muy alejada del país y enfrenta grandes desafíos para su inclusión en procesos de desarrollo nacional. En el 2016, el Gobierno de Honduras constituyó la Alianza para el Desarrollo de La Moskitia juntamente con las instituciones locales e indígenas y agencias de cooperación internacional. El propósito de esta Alianza es impulsar esfuerzos comunes en áreas como la gobernanza, el desarrollo económico y la reducción de la pobreza.

Para lograrlo, se ha conformado la Plataforma de Gobernanza Territorial de La Moskitia, un espacio de diálogo interinstitucional para abordar las distintas temáticas para el desarrollo de la región, así como para resolver los conflictos que dificultan tal desarrollo bajo un enfoque de derechos humanos.

En este contexto, los esfuerzos del PNUD, del Departamento de Asuntos Políticos de Naciones Unidas y de la Unión Europea se han centrado en desarrollar capacidades en diálogo, negociación y mediación, y acompañar el establecimiento de mecanismos de prevención y resolución de conflictos, los cuales contribuirán al fortalecimiento de esta Plataforma.

"La mediación sirve para que las partes encuentren una solución al problema. Es importante porque así se pueden escuchar, y entender por qué la otra no está de acuerdo. A veces se cierran en sus posiciones, pero tienen intereses en común y eso se encuentra a través del diálogo” nos cuenta María José Gálvez quien ha participado en talleres de capacitación sobre mediación.

La mediación interna en acción

Usando un enfoque de mediación interna, hemos trabajado para apoyar y fomentar procesos de diálogo y/o negociación con el fin de prevenir, manejar, y resolver conflictos a nivel de la comunidad, y para construir habilidades y mecanismos -a nivel local, regional y nacional- para facilitar y apoyar acciones de diálogo.

En estos dos años (2016-2018) se ha trabajado con miembros de las comunidades, representantes de instituciones locales, instituciones indígenas y gobierno central. Con ellos se ha analizado la situación de conflictividad en zonas específicas y mapeado las capacidades existentes, identificando quiénes podrían contar con la responsabilidad institucional y/o reconocimiento local comunitario, para desarrollar capacidades y profundizar su conocimiento en técnicas y herramientas para liderar procesos de diálogo y negociación.

A la fecha, se ha logrado que 22 funcionarios del gobierno central hayan sido formados en competencias y mecanismos de análisis, prevención y resolución de conflictos y se esté conformando el Equipo de Prevención de Conflictos del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH).

A nivel regional, se ha logrado el establecimiento de la Red de Mediadores de la Moskitia encargada del acompañamiento, facilitación y asesoría en procesos de diálogo en dicha zona. A la par se han creado los Comités de Resolución de Conflictos en Wampusirpi, Mocorón, BarraPatuca, Awás y Tipí, que son integrados por 60 líderes que han sido formados en mediación comunitaria y que a la fecha han mediado 43 casos debidamente documentados.

Los aportes de este proyecto contribuyen directamente a la consecución del Objetivo 16: “Paz, justicia e instituciones sólidas” de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global