Discurso con motivo de inauguración de obras del Programa de Remesas Solidarias y Productivas por el Representante del PNUD y Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras José Manuel Hermida

Escuela Ramiro Humberto Moreno Tegucigalpa, 20 de marzo de 2013, 10:00 a.m.

• Honorable Señora Vice Ministra de Relaciones Exteriores, Doña Salomé Castellanos, • Honorable Señor Vice Ministro de Desarrollo social, Don Santiago Reyes,

• Honorable Señor Coordinador Adjunto de AECID, Don Ignacio Álvaro Benito,

• Estimada Señora Directora del Centro Básico Ramiro Humberto Moreno, Doña Berta Aguilar,

• Estimado Señor miembro del Comité de Acción Solidaria, en representación de los migrantes residentes en Estados Unidos, Don Melvin Estrada,

• Estimado Primer Regidor de la Alcaldía Municipal de Comayagua, Don José Antonio Alcerro, • Distinguidos invitados especiales

• Estimadas todas y todos,

1.El Programa de Remesas Solidarias es uno de los procesos impulsados por el Programa Conjunto Juventud, Empleo y Migración, ejecutado por siete agencias del Sistema de las Naciones Unidas, en coordinación con diferentes aliados nacionales, tanto del Gobierno central como de los Gobiernos locales, entre ellos: la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Desarrollo Social, la Secretaría de Trabajo y las alcaldías de varios municipios, entre ellos Comayagua.

2. Este Programa, busca contribuir a generar condiciones para crear emprendimientos y empleo digno para jóvenes, a fin de superar los obstáculos que les impiden salir de la pobreza, como la falta de oportunidades de trabajo y educación, la migración irregular, el sentimiento de desarraigo, y la pérdida de identidad.

3. Otro de los propósitos del Programa Conjunto, fue la creación de un Programa de Remesas Solidarias, que busca apoyar las iniciativas de los hondureños que viven en el exterior, y les brinda la oportunidad de canalizar recursos hacia Honduras, para realizar obras de infraestructura comunitaria, en coordinación con el Gobierno, la comunidad y las alcaldías. De esta manera se logra duplicar o triplicar los lempiras que nuestros migrantes aportan para ejecutar proyectos que benefician a sus familias y a sus comunidades.

4. Este novedoso Programa, sustenta una serie de principios y valores, entre los que destacan, la solidaridad hacia los demás, el sentido de identidad y de amor al país y a la comunidad, y un valor muy importante que es el del compromiso. Este último valor, una vez asumido, permite que la comunidad se sienta parte y actúe en la construcción de su desarrollo, entendiéndolo como una responsabilidad compartida.

5. Un ejemplo concreto de estos valores compartidos, es la reparación de la Escuela Ramiro Humberto Moreno, que es el primero de 10 proyectos de infraestructura comunitaria, ejecutados en el marco del Programa de Remesas Solidarias y Productivas.

6. En esta alianza para la reparación de la Escuela Ramiro Humberto Moreno, han participado varias organizaciones e instituciones, entre ellas, los migrantes miembros del Comité de Hondureños Unidos de Dallas, promovidos por el consulado en Houston; el Grupo de Apoyo de Padres de Familia de sexto grado de esta Escuela y el Programa de Remesas Solidarias y Productivas, con el apoyo técnico de la Municipalidad de Comayagua.

7. Con este proyecto que beneficia a 735 niños y niñas, se reparó el techo de cuatro aulas de clase, la oficina de la dirección y su respectiva instalación eléctrica, y el cambio de los ventanales de las aulas de clase. Como obra adicional, se remodeló el área de los sanitarios y se instalaron dos nuevos. También se remodeló la bodega y se construyeron gradas de acceso a las aulas.

8. Este conjunto de estos valores han hecho posible que en Comayagua se hayan realizado cuatro obras comunitarias, entre ellas ésta que inauguramos hoy.

9. El Programa Conjunto se ejecuta gracias a los recursos del Fondo España-PNUD para el Logro de los Objetivos del Milenio, quienes además financiaron en Honduras otros dos programas que ya han finalizado y que también se ejecutaron en coordinación con los Gobiernos locales y el Gobierno de la República. Estos programas son el de Cultura y Desarrollo y el de Agua y Saneamiento.

10. Quiero destacar el compromiso evidente de los diversos actores que han participado en estos proyectos, particularmente, el de los miembros de los clubes de migrantes en el exterior, que han aportado esfuerzo y recursos, realizando una serie de actividades para contribuir a la construcción de las obras en su país.

11. Cabe destacar el papel de las comunidades, sobre todo de los comités de obras integrados por padres de familia y maestros, quienes, al igual que los migrantes, han hecho eventos y gestionado recursos para aportar a la ejecución de las obras, pero su papel no llega sólo hasta ahí, también han jugado un papel importante como administradores y veedores sociales para garantizar la transparencia en el manejo de los fondos.

12. Tanto los migrantes como los comités de obras y las alcaldías municipales, están demostrando que con su esfuerzo, responsabilidad y compromiso contribuyen a mejorar las condiciones para el aprendizaje de sus hijos y al desarrollo de sus comunidades, pero además, siembran y cosechan la confianza y la esperanza en que sí es posible reducir la pobreza y la exclusión social y construir un mejor presente y un mejor futuro para los jóvenes en Honduras.

13. Quiero resaltar además el nivel de apropiación y compromiso demostrado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, como facilitador técnico de estos procesos a través de los diferentes consulados en el exterior. Esta Secretaría ha promovido el aporte de los migrantes organizados, a fin de que su contribución colectiva llegue a estas comunidades. Asimismo, esta Secretaría coordinó el diseño del Programa de Remesas Solidarias, impulsó su funcionamiento y dirigió la construcción de los seis proyectos de la fase piloto, en asocio con los comités de obra y las municipalidades.

14. Igualmente importante ha sido la labor y el compromiso asumido por la Secretaría de Desarrollo Social, quienes se han responsabilizado de la labor de coordinación y enlace con comunidades y municipalidades, para la construcción de otros cinco proyectos comunitarios que están a punto de ser inaugurados en los departamentos de Atlántida, Olancho y Valle, extendiendo así este Programa a nivel nacional.

15. Como Sistema de las Naciones Unidas, nos sentimos muy satisfechos del compromiso demostrado por los actores que he mencionado. No obstante, queda por delante el desafío de dar continuidad al Programa de Remesas Solidarias, una vez finalizado el Programa Conjunto de Empleo Juvenil y Migración.

16. Hemos escuchado esta mañana que el Gobierno de la República está interesado en crear un Programa Nacional de Remesas Solidarias que sea permanente y que estaría siendo ejecutado por la Secretaría de Desarrollo Social en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores.

17. Nos complace mucho esa iniciativa que respaldamos, que estamos seguros será bien recibida y apoyada por los Gobiernos locales, la comunidad organizada y los migrantes, quienes ya han demostrado con estas 11 obras comunitarias, que esta alianza sí funciona, siempre y cuando se cuente con el compromiso del Gobierno, las municipalidades y la ciudadanía. Muchas gracias,