Muestra de mercurio

Honduras como Estado parte del Convenio de Minamata sobre el Mercurio, un tratado mundial que tiene como objetivo proteger la salud humana y del medio ambiente de los efectos adversos del mercurio, avanza en su implementación con el propósito de fortalecer la capacidad de gestión de su manejo a nivel nacional.

El Convenio Minamata busca llamar la atención sobre un metal usado a nivel mundial y omnipresente que, si bien es de origen natural, tiene un amplio uso en objetos cotidianos y se libera a la atmósfera, al suelo y al agua desde diversas fuentes. El control de las emisiones antrópicas de mercurio a lo largo de su ciclo de vida ha sido un factor clave a la hora de determinar las obligaciones del Convenio.

El mercurio se encuentra en una amplia variedad de productos como en amalgamas dentales, termómetros, cremas para la piel, e incluso en productos cárnicos por contaminación de aguas, suelos y atmósfera. El mercurio también se utiliza en múltiples productos caseros, como lámparas fluorescentes, baterías e interruptores eléctricos. El 90% de los aparatos electrónicos usados en el hogar son desechados sin ningún tipo de tratamiento, recolección especializada o reciclaje.

Desde el proyecto “Gestión Ambientalmente Racional del Mercurio (GAR Mercurio)” financiado por el GEF e implementado por Mi Ambiente y PNUD, y en coordinación con el Proyecto de Evaluación Inicial del Convenio de Minamata de ONU MEDIO AMBIENTE se realizó el primer taller junto al personal de la Dirección de Evaluación y Control Ambiental (DECA) y del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (CESCCO) con el fin de evaluar las capacidades de la implementación del convenio y conocer las oportunidades de mejora para la gestión del mercurio en Honduras.

Asimismo, se identificó la articulación de acciones estratégicas para la gestión de sitios contaminados con sustancias químicas. En el corto plazo, Mi Ambiente estará generando de una forma participativa el Plan de Implementación del Convenio de Minamata y se espera pueda ser presentado ante la secretaría de la convención en el 2019 en Ginebra, Suiza.

Actualmente Honduras cuenta a nivel de propuestas los siguientes documentos:

1.            Reglamento para la gestión de sitios contaminados con sustancias químicas

2.            Valores de referencia de sustancias químicas en suelo

3.            Reglamento para la gestión del mercurio

4.            Códigos de precisión para productos con mercurio añadido.

Pablo Rodríguez, coordinador del Proyecto GAR Mercurio mencionó que “recientemente se inició el proceso de elaboración de la guía técnica para la gestión del mercurio que tendrá un alcance de gestión a lo largo del ciclo de vida del mercurio, esto vendrá a fortalecer la gobernanza, rectoría y la institucionalidad en el tema de gestión ambiental de productos químicos en Honduras.”

La gestión eficiente de los recursos naturales y la forma en que se eliminan los desechos tóxicos y los contaminantes son vitales para lograr un balance entre el crecimiento económico y el desarrollo sostenible, reduciendo la huella ecológica como parte de la agenda 2030 mediante un cambio en los métodos de producción, consumo de bienes y recursos.

Sobre GAR Mercurio

El proyecto GAR Mercurio, financiado por el GEF e implementado por Mi Ambiente y PNUD, trabaja por la reducción del uso de mercurio en tres sectores prioritarios: ambiente, minería artesanal y a pequeña escala de oro y cuidado de la salud, implementando varias actividades pilotos relacionadas con el manejo y reducción del mercurio.

A nivel nacional, el proyecto brinda apoyo a la creación de un ambiente propicio mediante el mejoramiento del marco regulatorio y de políticas relacionadas con la Gestión Ambientalmente Racional (GAR) de productos que contengan mercurio y sus desechos.

#MakeMercuryHistory

Icon of SDG 01 Icon of SDG 13

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global