Apoyando la mejora de la competitividad de la empresa hondureña

24-oct-2016

Ocho pequeñas y medianas empresas han recibido, durante los últimos 12 meses, asistencia técnica y asesoría a través del Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El PDP cuenta con una metodología dirigida al encadenamiento y fortalecimiento de la calidad de pequeñas y medianas empresas.


Estas ocho empresas forman parte de la cadena de abastecimiento del Grupo Agrolíbano que apostó por el Programa de Desarrollo de Proveedores del PNUD y ahora ve como el crecimiento de sus proveedores impacta positivamente en su competitividad. Las ocho pequeñas y medianas empresas que han sido capacitadas usando la metodología PDP han mejorado sus márgenes de ganancia, innovado, generado nuevos puestos de trabajo y, además, han expandido su relación comercial con una grande empresa. Estas ocho empresas son parte de la primera etapa de la alianza que ha hecho el Grupo Agrolíbano con el PDP. La segunda etapa incluirá a ocho empresas más.


El Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP) es una iniciativa del PNUD desarrollada en Honduras en alianza con el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) y la Cooperación Holandesa que busca que pequeñas y medianas empresas proveedoras de una grande empresa mejoren sus prácticas, procesos e infraestructura luego de un proceso de entrenamiento.


Para el PNUD, la alianza con el COHEP es indispensable para apoyar en conjunto el desarrollo de sectores vitales de la economía del país y con ello promover la generación de fuentes de ingreso y empleo, lo cual impacta en la reducción de la pobreza. Por su parte, para el grupo empresarial Agrolíbano es de interés comercial, económico y social, contar con proveedores de alta calidad a fin de poder incursionar competitivamente en el mercado exterior.


La certificación que se ha dado a las empresas que han participado de la capacitación pone en evidencia cómo se puede involucrar a empresas grandes en iniciativas en donde los esfuerzos se orienten a apoyar directamente a la cadena de suministros, y a la larga impacta directamente en el fortalecimiento de las empresas proveedoras y en el negocio de las empresas grandes, haciendo más competitiva la cadena productiva.


Las ocho empresas que recibieron su certificación el pasado 10 de octubre han logrado mayor volumen de ventas, desarrollado nuevos productos, generado contratos de servicio a largo plazo, han reducido desperdicios e incursionado en nuevos mercados. Lo cual ha requerido más capacitación e involucramiento del personal, y ha llevado a la creación de más oportunidades de empleo y mejores condiciones laborales. Estas empresas son Atlántica Agrícola, Servicios Agropecuarios, S.A (SEAGRO), YODECO de Honduras, Gentec Agropecuaria, Caribbean Customs Bokerage y Logistics S.A. de C.V., PROMACO (Ferretería), Taller Chorotega y Suministros Eléctricos S. de R.L. (SEL).


Para el PNUD, el trabajo en alianza con la empresa privada es primordial para construir un desarrollo sostenible ya que las condiciones propicias para hacer negocio están estrechamente vinculadas con mejorar la calidad de vida de las personas: oportunidades laborales, ingresos dignos y accesos a economías dinámicas.