Día Internacional de los Pueblos Indígenas - 9 de agosto

09-ago-2016

Una relación respetuosa, libre y democrática entre todas nuestras culturas, requiere: respetar la diversidad y reconocer las voces de los otros

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto) nos lleva a mirar con atención las condiciones y dificultades que existen dentro de la población indígena para que puedan afirmar su identidad y desarrollar su pleno potencial; así como de los avances que se han hecho para lograr su inclusión y respeto de sus voces en los procesos de desarrollo del país. 

En Honduras, aproximadamente el 20% de la población se autodefine como miembro de un pueblo indígena o afrohondureño. Se estima que un aproximado del 80% de ellos viven en sus territorios ancestrales, zonas protegidas o de alta riqueza de biodiversidad, y cuyos medios de subsistencia depende justamente de la diversidad de los ecosistemas en donde habitan: la tierra, la fauna y flora.

Este año, el tema del Día Internacional de los Pueblos Indígenas se centra en el derecho a la Educación; y desde PNUD, nuestro esfuerzo continúa centrándose en expandir y desarrollar conocimiento junto a las comunidades indígenas hondureñas para que continúen conociendo y apropiándose de sus derechos como de los instrumentos internacionales (como el Convenio 169 de la OIT) que protege sus derechos colectivos.

Entre las diversas acciones que realiza el PNUD junto a los pueblos indígenas y el Estado, hemos venido compartiendo con los nueve pueblos (Pech, Nahua, Tolupan, Maya Chortí, Lenca, Garífuna, Negros de Habla Inglesa, Tawahka y Miskitu) talleres en las propias comunidades en donde lideresas y líderes comunitarios, así como autoridades han expandido sus conocimientos acerca de sus derechos. En palabras de Santa Erena, representante del pueblo Pech, “aprendí [sobre nuestros] derechos para defender nuestro territorio, nuestras comunidades, los derechos de cada uno como mujeres, hombres y niños y defender nuestros derechos a educación, salud, y la igualdad de cada persona”

PNUD está trabajando para construir espacios de participación y empoderamiento ciudadano, con un énfasis en pueblos indígenas y afro hondureños en tanto grupos humanos que históricamente han estado excluidos. Esta labor de PNUD contribuye directamente en alcanzar el objetivo 10 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible “Reducción de Desigualdades”; al trabajar en la promoción y fortalecimiento de la inclusión de todas las personas y trabajar para la eliminación de prácticas discriminatorias o que invisibilicen las particularidades de grupos específicos.

En este Día Internacional de los Pueblos Indígenas, PNUD reafirma su compromiso para construir conjuntamente una sociedad hondureña más inclusiva y respetuosa que valore su diversidad cultural diferenciada.