4,372 personas atendidas durante campaña de carnetización y registro para personas con discapacidad en Moskitia Hondureña

29-abr-2016

 

Demetrio Blucha (45 años) comenzó a ejercer la pesca mediante buceo, una de las pocas alternativas laborales existentes en la región de La Moskitia Hondureña. Hace 20 años, mientras trabajaba en la pesca de langosta, sufrió un accidente (síndrome de descompresión). La falta de tratamiento médico inmediato -en una cámara hiperbárica- y de terapia de rehabilitación adecuada le produjo una paraplejia. Demetrio nunca recibió indemnización alguna. El caso de Demetrio no es único; de acuerdo a un estudio realizado en 2012, 1,180 personas habían sufrido accidentes de descompresión mientras trabajaban en la pesca resultando en discapacidad, lo que representa el 18% de la población masculina entre 15 y 70 años de La Moskitia Hondureña. En numerosos casos, las personas accidentadas han perdido la vida, y los que aún viven, son víctimas de una triple discriminación por su pobreza, por su etnicidad y por su discapacidad.

Junto a este colectivo de personas con discapacidad causada por accidentes de trabajo, en el Departamento de Gracias a Dios -conocido como La Moskitia Hondureña- existe una población de personas con discapacidad innata o adquirida por enfermedad o condición de salud que está fuera del sistema de protección social, en muchas ocasiones porque ni siquiera están registrados. No existir en los registros deja atrás a todas estas personas especialmente vulnerables en cualquier iniciativa de desarrollo que se realice.

De acuerdo a los pobladores de la zona, la problemática del subregistro civil en los municipios del Departamento de Gracias a Dios responde principalmente a barreras geográficas propias del territorio, ausencia de una tradición registral en la población de escasos recursos, discriminación, pobreza y migración, entre otros, lo que les impide el ejercicio de sus derechos y obligaciones que como ciudadanos les otorga la Constitución, tales como el ejercicio de la representación civil, acceso a la justicia, el beneficio a los programas sociales, el acceso a servicios de salud y educación y el acceso al empleo formal y a ejercer sus derechos laborales.

La Vicealcaldesa de Juan Francisco Bulnes, Eda Mármol, subrayó que la comunidad de Ibans es la que cuenta con mayor población en subregistro y casos de personas con discapacidad. “Situación que se ve agravada por el alto costo de transporte y movilización entre las localidades”.

Hilario Nixon Mestre, residente de la comunidad de Bliblilaya, Puerto Lempira, tiene ocho hermanos en edades comprendidas entre los 28 a 40 años, con diferentes tipos de discapacidad, entre ellas física y sensorial. Para esta numerosa familia, el abandono y la pobreza repercutieron en su desarrollo, misma situación que ocasionó que se convirtieran en parte de las cifras importantes de analfabetismo. “Como indígenas con discapacidad mis hermanos y hermanas no contaron con las mismas oportunidades como el resto de la población. Ellos fueron aislados. La barrera social también impidió su integración a la comunidad”, agregó Hilario.

Hoy por hoy, en el seno de las comunidades indígenas se trabaja diariamente por el reconocimiento de los derechos colectivos, culturales y de la identidad de los pueblos buscando satisfacer sus demandas históricas. El derecho a la salud es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano. Entendido como el disfrute del más alto nivel de bienestar físico, mental y social, consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y está explícito en distintos instrumentos del derecho nacional e internacional.

El proyecto “Fortalecimiento del Estado de Derecho para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos en Honduras”, implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), financiado por la Agencia Suiza de Desarrollo y Cooperación (COSUDE), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y el PNUD, trabaja desde hace tres años para reducir la discriminación y promover las aspiraciones, realidades y necesidades de las personas con discapacidad. El objetivo es contribuir en superar la situación de invisibilidad en que se encuentran miles de hondureños y hondureñas en igual condición bajo la premisa de no dejar a nadie atrás. Con esta idea en mente se ha cooperado con la Dirección de Discapacidad suscrita a la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social, el Registro Nacional de las Personas (RNP), autoridades municipales y locales, y organizaciones de sociedad civil del sector discapacidad de los municipios de Puerto Lempira, Juan Francisco Bulnes y Brus Laguna del Departamento de Gracias a Dios, para llevar a cabo una Campaña de Carnetización y Registro de Personas con Discapacidad.

El objetivo de esta campaña ha sido contribuir a la identificación de las personas con discapacidad de la zona, reducir la tasa de mora de inscripciones, certificaciones y trámites de identidad en cada uno de los municipios y mejorar la participación de la vida ciudadana y social de las personas, así como de los beneficios contenidos en el Decreto 160-2005 de la “Ley de Equidad y Desarrollo Integral”.

La Ley de Equidad y Desarrollo Integral, establece que a los ciudadanos que porten el carnet de persona con discapacidad se les deben conferir beneficios tales como descuentos por el uso de servicios médicos, hospitalarios y odontológicos; intervenciones quirúrgicas; exámenes clínicos; transporte y compra de medicamentos, entre otros, mencionados en el artículo 53 de dicha ley.

El propósito del Estado de Honduras al incluir este tipo de beneficios para esta población es el de contribuir a mejorar la situación económicamente que este grupo social enfrenta por la presencia de la discapacidad, ya que se produce un círculo vicioso en el que la discapacidad genera pobreza y la pobreza, genera discapacidad.

El carnet es otorgado por la Dirección de Discapacidad, en cumplimiento de una de sus funciones establecida en el numeral 12 del artículo 60 de la Ley antes mencionada. Para que las personas accedan al carnet de manera inmediata, deben presentar copia de la tarjeta de identidad o partida de nacimiento; para los casos en que la discapacidad no sea tan visible, se debe presentar una constancia médica. Luego se llena la “Ficha diagnóstica para proceso de identificación de personas con discapacidad por la vía corta”, y se finaliza con la toma de fotografía y emisión del carnet, el cual tiene una duración de cinco años.

El trabajo conjunto realizado por PNUD de manera coordinada con la Dirección de Discapacidad y el RNP, permitieron que las personas que aún no contaban con su partida de nacimiento tuvieran la oportunidad de tramitarla al instante y posteriormente proceder a gestionar el carnet que los identifica como personas con discapacidad. Tal fue el caso de la familia de Hilario Nixon Mestre y 16 personas más que viajaron durante ocho horas desde la comunidad de Bliblilaya, zona fronteriza con Nicaragua, “estoy aquí apoyando a mi familia y vecinos, ellos son muy especiales y me alegra que por medio de esta brigada cuenten hoy con su carnet que los identifica como persona con discapacidad y también hayan sido inscritos por primera vez como Hondureños que son”.

Ana Castillo (73), residente de la comunidad de Kokobila, municipio de Juan Francisco Bulnes, se refirió a la agilidad con la que se entregan los documentos, “este logro es un beneficio que tiene un valor incalculable ya que con este documento ahora podré contar con descuentos para la compra de medicamentos en cualquier parte del país”.

El Asesor Técnico para el RNP, Marco Cano, indicó que con la realización de brigadas móviles, el RNP contribuye a disminuir el subregistro mediante un acercamiento efectivo a las poblaciones más postergadas, en especial a personas con discapacidad, niños, niñas y ancianos. “Para algunas personas representa por primera vez la obtención de su tarjeta de identidad y consecuentemente su reconocimiento y acceso a derechos, deberes y obligaciones como nuevos ciudadanos, principalmente el derecho a un nombre y nacionalidad. Estas brigadas se realizan de forma planificada y en coordinación con las autoridades del territorio, lo que nos permite satisfacer la demanda ciudadana en lo que respecta a garantizar la identidad de los Miskitos hondureños”.

La Alcaldesa del municipio de Brus Laguna, Teonela Paisano, subrayó la importancia de trabajar por tener un esquema de convivencia más igualitario e incluyente, por lo que las personas con discapacidad pueden tener realmente la certeza de que se está gobernando con un gran sentido humano. “Me siento alegre porque mi gente ha sido tomada en cuenta. Sin embargo debemos sumar esfuerzos para generar fuentes de empleo, especialmente para que las personas con discapacidad puedan integrarse como fuerza laboral con el fin de lograr un sostén para sus hogares”.

Durante la Jornada de Carnetización en las comunidades de Kaukira, Ují, Yahurabila, Barra Patuca, Batalla, Ibans, Belén y Puerto Lempira, 4,372 personas fueron atendidas de la siguiente manera:

 

Número de Carnets entregados a Personas con Discapacidad 796

Identidades emitidas por primera vez 1,016

Reposición de Tarjetas de identidad 7

Certificaciones de Nacimiento 2,132

Reposiciones por Omisión de Nacimientos 303

Inscripciones en Términos de Ley 118

TOTAL 4,372

 

Se prevé que los pobladores de los municipios de Puerto Lempira, Juan Francisco Bulnes y Brus Laguna, que aprovecharon la brigada móvil del Registro Nacional de las Personas para solicitar las tarjetas de identidad, comenzarán a recibir el documento en el mes de Junio.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe