Promover condiciones de equidad e igualdad para los jóvenes recomienda representante del PNUD

12-ago-2015

Con 20 años de edad, José Carlos Villalta, de La Ceiba,es un diseñador y modisto que ya ganó en Tegucigalpa un premio al mejor vestuario para un concurso de belleza

Con ocasión de celebrarse este 12 de agosto el Día Internacional de la Juventud, la representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Consuelo Vidal, recordó que en Honduras más del 40 % de la población la integran jóvenes entre 12 y 30 años.

La funcionaria recalcó  que la  juventud representa una importante fuerza positiva y trasformadora que enfrenta retos y oportunidades sin precedentes, y que de forma silenciosa, está haciendo un aporte sustantivo al desarrollo del país.

De ellos un 44 % trabaja, la mayoría en condiciones de subempleo; sólo un 30 % estudia y un 25 % se encuentra dentro de los denominados NINI (ni estudian ni trabajan). Para revertir la tendencia que impide el pleno aporte y el desarrollo de la juventud, la sociedad en su conjunto debe promover condiciones de equidad e igualdad de oportunidades, entre otras, a través de su inserción de manera digna en el mercado laboral, y el fomento de iniciativas emprendedoras, entre otras acciones, expresó.

Según el Observatorio de la Violencia de la UNAH, un 54 % de las víctimas de la violencia son jóvenes. Se estima además que un 60 % de los migrantes son menores de 30 años y un 62 % del total de jóvenes sobrevive entre la pobreza y la indigencia.

Esta es la situación que vive el sector juventud, cuyo talento, aporte y contribución  para la transformación que requiere el país, no siempre está siendo aprovechada en todo su potencial, recalcó

Para contribuir a empoderar a la juventud, en asocio con el Gobierno central, las alcaldías, comunidades, universidades, el sector privado y la cooperación internacional, entre ellos USAID y la cooperación de Suiza y España, el PNUD ha facilitado una serie de iniciativas a fin de que los y las jóvenes transiten de la exclusión a la inclusión social y a la ciudadanía juvenil activa, conscientes de sus derechos, compromisos y responsabilidades.

Entre estas iniciativas destacan los procesos impulsados con el aporte de USAID, ejecutado en los municipios de Tela, La Ceiba, Choloma, San Pedro Sula y el Distrito Central, que busca contribuir a la prevención de la violencia desde un enfoque integral e integrador, promoviendo el empoderamiento económico de los jóvenes a  través de emprendimiento; la creación de colectivos de arte para la paz y la cultura ciudadana y la formación y participación como mediadores y promotores en la resolución de conflictos en sus comunidades y centros educativos, ubicados en entornos donde prevalece la violencia y la pobreza.

Los fondos de financiamiento y asistencia técnica funcionan a través de alianzas público privadas  que articulan a las cámaras de comercio e industrias de Choloma, Tela y La Ceiba, con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y las alcaldías municipales.

A estos tres municipios se suma el Distrito Central y San Pedro Sula a través de las oficinas municipales de Infancia, Adolescencia y Juventud /COMVIDA, con quienes se está impulsando la formación y el equipamiento de más de 250 jóvenes artistas para la paz, que están replicando sus conocimientos en las disciplinas de mimo, estatuas vivas, zancos, batucadas, hip hop, baile y muralismo, como medio para prevenir la violencia y promover una cultura de paz.

Para Susan Dubón, una joven de 17 años de edad, miembro del Grupo BATZAMU de Choloma, “con el arte uno aprende a hacer cosas distintas, comienza por valorarse  y desarrollar seguridad en sí misma, expresarse y disfrutar. También se sensibiliza hacia las personas y siente satisfacción en lo que hace”.

“Cuando aprendemos el sentido de la cultura de paz, nos beneficiamos nosotros y se ayuda también a las familias y a la convivencia de la comunidad. El arte y la cultura por la paz cambian vidas porque le abre la mente. Eso le ayuda a uno a pensar distinto y eso mejora la autoestima. Así cuando uno está molesto, al practicar un instrumento, ordena pensamientos, se relaja y al final se calma y saca de su mente la idea de actuar con violencia”, recalcó.

Asimismo, en La Esperanza; Marcala; La Paz; Siguatepeque y Comayagua, el PNUD puso en marcha un Fondo Revolvente de Crédito para jóvenes en coordinación con siete cooperativas de ahorro y crédito y cajas rurales, y con las alcaldias de estos municipios, un Fondo de Capítal Semilla que benefició a más de 2,250 jóvenes emprendedores, demostrando que la juventud es innovadora, responsable y creativa, y solo necesita una oportunidad para crecer, mejorar su nivel de vida y contribuir al desarrollo de sus comunidades.

Actualmente se están concertando espacios y alianzas para replicar estas experiencias en otros municipios y ampliar las alianzas para el desarrollo de la juventud en temas de organización, cultura, derechos humanos, género, empresarialidad juvenil y educación, iniciativas que para su efectividad se vincularán a los planes municipales de desarrollo, informó Vidal.   

Asimismo  se buscará  articular  redes de jóvenes que promuevan una nueva cultura ciudadana, basada en la no violencia, el respeto a la vida, la organización, la ética, la tolerancia, el sentido de pertenencia, los derechos humanos y la corresponsabilidad con su país y con el Estado. En este proceso que busca sensibilizar y promover un mayor compromiso cívico y la participación de la juventud en la vida política y en las instituciones públicas.

El PNUD también facilitó la formulación de la Primera Estrategia para la Juventud del PNUD 2014-2017, formulada con la participación de jóvenes de más de 170 países. Asimismo publicó el Informe Nacional de Desarrollo Humano (INDH) Honduras 2008/2009  “De la exclusión social a la ciudadanía juvenil”.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Honduras 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe