En la Cantarero López construyen obras de mitigación para detener inundaciones

17 mar 2014

imageLa comunidad se ha involucrado en la construcción de estas obras

Para terminar con las inundaciones que todos los años sufren  en sus hogares alrededor de  65 familias de la  colonia Cantarero López en Tegucigalpa, la alcaldía capitalina en coordinación con el PNUD, construyen  516 metros lineales de cunetas de mampostería  y sistemas de drenaje.

 Las obras que beneficiarán alrededor de 660 vecinos de la zona, ascienden a un costo de 828 498.31 lempiras  financiadas con fondos  del  proyecto Enfrentando Riesgos Climáticos en Recursos Hídricos en Honduras que impulsa la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA)  y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), bajo el mecanismo financiero del Fondo de Adaptación.

 Noelia Jover, oficial de cambio climático del PNUD,  expresó  que con la construcción de estos canales fluviales se busca  evitar la acumulación de aguas lluvias y aguas residuales e impedir  la saturación de suelos para reducir  la posibilidad de que ocurran deslizamientos y otros desastres en estas áreas inestables.

 Los diseños de estas obras de mitigación  son acompañados desde el año 2012 por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en colonias como la José Ángel Ulloa y  Fuerzas Unidas, con el propósito de fortalecer las 14 áreas más vulnerables de Tegucigalpa y de esta manera evitar desastres por inundaciones o deslizamientos y mejorar la adaptación de impactos del cambio climático.

 Los trabajos  han sido supervisados  por expertos en gestión de riesgos de la AMDC y el PNUD.  El éxito de la construcción de estas obras de mitigación,  radica en el involucramiento directo tanto de los habitantes y juntas administradoras de agua, como de las organizaciones locales de esos barrios vulnerables que potencian su capacidad de resiliencia, es decir que generan respuestas de adaptación frente a esta situación de riesgo


Este tipo de construcciones se enfocan en las 14 áreas más vulnerables de Tegucigalpa