ONU llama a romper las barreras y construir una sociedad inclusiva en Día de la Discapacidad

03 dic 2013

image La discapacidad no limita ningún talento

La aprobación de la Política Pública para la Ejercicio de los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social en Honduras, es un paso importante para avanzar hacia la eliminación de las barreras que impiden incorporar de forma plena e igualitaria en la sociedad, a las personas discapacitadas.

No obstante, falta todavía llevar a la práctica ese instrumento que busca una mayor atención, acceso equitativo a recursos básicos y oportunidades para impulsar su inclusión y participación activa, en los procesos de desarrollo del país.

En septiembre de este año, bajo el tema: "El camino a seguir: un desarrollo inclusivo para las personas con discapacidad hacia el 2015 y más allá”, se convocó a la Reunión de Alto Nivel sobre el desarrollo y la discapacidad (HLMDD, por su sigla en inglés).

En ese encuentro, los jefes de Estado y de gobierno, externaron la necesidad de tomar medidas urgentes encaminadas a adoptar y aplicar estrategias e iniciativas nacionales de desarrollo de mayor alcance, que tengan en cuenta a las personas con discapacidad e incluyan medidas dirigidas específicamente a ellas.

Asimismo reconocieron a las personas con discapacidad como agentes y beneficiarios del desarrollo, que realizan una contribución importante al bienestar, el progreso y la diversidad de la sociedad en general.

El asesor Internacional en Derechos Humanos del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, Efraín Pérez, expresó que este día  busca romper barreras  y construir una sociedad más incluyente. Por su parte Irma Beteta, representante de la Unidad de Cooperación Internacional de Perú, manifestó que las personas con discapacidad pueden ser parte integral de la sociedad ya que se preparan en escuelas especiales y dan o mejor de sí mismos al integrarse  como verdaderos ciudadanos, y lo único que necesitan es una oportunidad.

Más de mil millones de personas, o aproximadamente el 15 % de la población mundial, viven con algún tipo de discapacidad y enfrentan barreras físicas, sociales, económicas y de actitud, que los excluyen de participar plena y efectivamente como miembros iguales de la sociedad.

Ellos están representados de manera desproporcionada entre los más pobres del mundo, y no tienen el mismo acceso a los recursos básicos como la educación, el empleo, la asistencia sanitaria y los sistemas de apoyo social y jurídico. Además, cuentan con una mayor tasa de mortalidad que el resto de la población. A pesar de esta situación, la discapacidad sigue siendo invisible.

En 2006, el movimiento internacional de la discapacidad ha logrado un avance extraordinario hacia la promoción y respeto de los derechos de este sector de la población con la adopción de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, un resultado de décadas de trabajo de las Naciones Unidas para cambiar las actitudes y los enfoques de trabajo hacia la discapacidad.

“Romper las barreras, abrir las puertas: por una sociedad inclusiva para todos”, es el lema del Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2013, que se celebró el tres de diciembre pasado, para ofrecer la oportunidad de aumentar la conciencia sobre la discapacidad y la accesibilidad, favorecer los esfuerzos para promover la accesibilidad, eliminar todo tipo de barreras, hacer realidad la plena e igualitaria participación de las personas con discapacidad en la sociedad, y fomentar un desarrollo inclusivo.


Las personas con discapacidad son agentes y beneficiarios del desarrollo