Con el aporte de las remesas de migrantes reparan escuela primaria en Juticalpa Olancho

20 jun 2013

imageLa mano de obra se realizo con la participación activa de los padres de familia y vecinos de la comunidad

Cayo Blanco Juticalpa, Olancho  .- En condiciones dignas recibirán sus clases los niños y niñas de escuela Francisca García de la comunidad de Cayo Blanco, Juticalpa, Olancho, inaugurada recientemente con el apoyo de Club de Migrantes “Avanza Olancho”, de Atlanta,  Georgia, a través del programa Remesas Solidarias y Productivas.

El proyecto es una de las obras de infraestructura comunitaria ejecutadas durante la fase piloto de este Programa, ejecutadas con el apoyo de 7 agencias del Sistema de Naciones Unidas en Honduras (SNU),  PNUD, OIM, OIT, UNICEF, UNFPA, UNDOC, y FAO,  a través del Programa Conjunto Juventud, Empleo y Migración (PCJEM), en alianza con la Secretaría de Desarrollo Social y la Cancillería de la República, a través de sus consulados en Estados Unidos.

La remodelación de la escuela Francisca García consistió en el cambio de estructuras metálicas aluzinc; acondicionamiento, cableado e iluminación, cambio de fachada y pintura de las aulas. Con la llegada del invierno las goteras ya no serán más un problema en este centro escolar debido el techo también fue restaurado.

Con esta iniciativa, por cada lempira que aporte el migrante, el Gobierno contribuye con otro lempira y las municipalidades o comunidades agregan uno adicional. En el proyecto de Cayo Blanco, ejecutado por un monto de 419,791.00 Lempiras, los padres de familia, maestros y miembros de la comunidad  aportaron mano de obra y recursos, el club de migrantes “Avanza Olancho” contribuyó con fondos recaudados en actividades en Atlanta, Georgia y Programa de Remesas Solidarias y Productivas aportó la tercera parte para concluir la obra.

La participación directa de los migrantes, es determinante pues  ellos contribuyen de esta manera a canalizar recursos hacia el país para realizar obras de impacto social, a través de proyectos de infraestructura comunitaria y productivos que benefician directamente a los familiares y los habitantes de las comunidades. 

El Programa de Remesas Solidarias y Productiva responde a un acuerdo entre la Cancillería, La Secretaría de Desarrollo Social y el Programa Conjunto de Empleo Juvenil y Migración del SNU, ejecutado con recursos del Fondo España-PNUD para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

A la fecha han construido más de 10 obras de infraestructura comunitaria en los departamentos de  Comayagua, Olancho, Choluteca, y Atlántida, bajo la coordinación de la Cancillería y la Secretaría de Desarrollo Social. Se aspira a que a corto plazo éste se convierta oficialmente en un Programa Nacional de Remesas Solidarias impulsado por el Gobierno de la República, ya que cada vez existe una oferta mayor de los clubes de migrantes hondureños en el extranjero para apoyar otros proyectos bajo este Programa innovador.

 


Los niños y niñas recibiran sus clases en condiciones favorables