Honduras se prepara para enfrentar desastres antes de que ocurran

12 jun 2013

image Honduras implementó uno de los seis proyectos pilotos a nivel mundial de recuperación temprana, único en Latinoamérica.

 ·         

  Tegucigalpa, 12  de Junio de 2013.-  Durante tres días, expertos internacionales con una larga experiencia en la gestión de riesgos y desastres por fenómenos naturales, formarán  a las entidades nacionales del SINAGER  y  alcaldes municipales en planificación de la recuperación post desastres, para intervenir en  este tipo de procesos  en la región centroamericana . Según el índice de vulnerabilidad de Germanwatch  Honduras es uno de los países con mayor riesgo por desastres en el mundo.

 

El encuentro es organizado por la la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR),  y el Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC), con el apoyo de COPECO y el PNUD-Honduras.

Los especialistas incidirán en los aspectos en los que Honduras ha mostrado más debilidad, entre ellos, las acciones que permitan la preparación y planificación de la recuperación  brindando condiciones habitables que perduren en el largo plazo  para la población afectada. 

 

Pero la gran vulnerabilidad de Honduras no está tan relacionada con el número de fenómenos naturales que azotan la región sino con la débil preparación pre y post desastre, explicó  Carlos Benítez, representante del PNUD en Honduras.

En este sentido planificar la recuperación temprana pre y post desastre es un reto para todos los actores de la sociedad, así como organizarse y   participar activamente y fortalecer los conceptos, identificar roles y funciones para el quehacer de cada entidad, conocer herramientas metodológicas, y  finalmente transferir experiencias de la región, detalló.

 

 A pesar que en la región se verifica la presencia y recurrencia de eventos naturales potencialmente peligrosos, en Honduras el impacto de estos fenómenos ha sido comparativamente mayor, debido esencialmente, a que el proceso histórico de ocupación y transformación del territorio no ha integrado criterios de seguridad territorial.

 

 En Honduras se implementó   uno de los seis proyectos pilotos a nivel mundial de recuperación temprana,  que es  único en Latinoamérica.

 

 La degradación ambiental, la ocupación indebida o en condiciones de riesgo de zonas de inundación, la edificación insegura en laderas con alta pendiente y sin manejo adecuado de aguas superficiales, la falta de control y reglamentación en el uso del suelo, entre otros factores de tipo político, social y económico, son tan responsables de las pérdidas y los daños como la presencia misma de los fenómenos peligrosos.


La recuperación temprana, se centra en brindar condiciones habitables que perduren, a largo plazo, para la población afectada.