Voluntario del PNUD expone en Congreso de Biología en Panamá

17 sep 2012

imageCon su experiencia, Lacuth ha contribuido a complementar la formación de los biólogos y otros expertos que llegan a la zona

La Moskitia, 17 de Septiembre de 2012.- El líder Miskito Santiago Lacuth, de la comunidad de Mabita al sur del municipio de Puerto Lempira en la Moskitia hondureña, comparte las experiencias y tradiciones ancestrales en torno a la relación y protección de la biodiversidad y los ecosistemas, en el XVI Congreso de la Sociedad Mesoamericana para la Biología y la Conservación en Panamá.

Lacuth se ha integrado como voluntario en el Proyecto Conservación de Paisajes Productivos de La Moskitia, que desarrolla el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), SERNA e ICF, con el auspicio del Fondo para el Medio Ambiente Global (GEF, por sus siglas en inglés).

Para el líder indígena y para la comunidad de Mabita, esta experiencia es importante porque se hace posible la participación de la comunidad Miskita y la transmisión de la cosmovisión indígena, la que sin duda ha contribuido de manera significativa a que la sabana de pino aledaña a Mabita, aniden guara rojas y, que en el bosque de galería y latifolio aledaño, sea aún hábitat de especias ya extintas en otras áreas geográficas del Honduras, este es el caso del jaguar, el danto y el oso caballo entre otros, especies con las que desde niños, han mantenido una relación armoniosa y de respeto.

Con sus conocimientos ancestrales, Lacuth, también ha contribuido a generar un mayor conocimiento y entendimiento en los biólogos hondureños y extranjeros, complementando la formación académica, compartiendo sobre la dinámica de estas especies, de ello dan cuenta investigadores como Hector Portillo, Larry Mccraine, Maria Eugenia Mondragon, Lorakin Joyner, Nereida Estrada y más recientemente, Mildred Nuñez, una estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras que ha iniciado en Mabita su práctica académica, requisito previo a su graduación como bióloga.

Durante los últimos años, mochila al hombro con libreta, GPS y binoculares, Lacuth, ha venido registrando la dinámica poblacional de la guara roja (Apu pauni, en Miskito), lora nuca amarilla (Rawha aihwa), e identificando los sitios adecuados para la instalación de trampas cámara en el bosque latifoliado en la zona conocida como Kakamuk Laia (Crique de iguanas), para conocer el estado poblacional de los felinos, danto, oso caballo, quequeo, puma, pizote y tepescuintle entre otros, apoyando a los biólogos del Instituto para la Investigación y la Conservación de la Biodiversidad (INCEBIO) un aliado y socio del PNUD que ejecuta un programa de Monitoreo Biológico en esta región de la Moskitia.

Mi cuñado Tomás Manzanares, refiere Lacuth, ha descubierto y fotografiado un pájaro que los biólogos han dicho que es nuevo en Honduras; los biólogos dicen que es un Cuco ó Correcaminos nuevo en Honduras. El biólogo del ICF Roberto Downing afirma que en efecto, es una especie con reporte nuevo para Honduras actualmente en proceso de publicación científica.

En las proximidades de la comunidad de Rus Rus, Mildred Marquez acompañada de Santiago Lacuth, ha documentado gráficamente, la presencia del Jabirú, conocida en el mundo de habla hispana como la célebre cigüeña, considerada el ave voladora más grande de América y una de las cigüeñas gigantes del mundo. Llega a medir 1.40 metros de alto y tres metros de ancho con las alas extendidas, es una especie en peligro de extinción que todavía puede admirarse en los cielos y áreas de manglares en el sistema lagunar de Karataska.

Esto es parte de los alcances que el PNUD, a través del proyecto Moskitia, ha propiciado en esta zona; David Lacute, hermano menor de Santiago, relató cómo, al igual que sus antepasados, ellos han logrado convivir en paz y en armonía utilizando los recursos naturales, “nosotros no nos preocupamos por acumular estos recursos, sino más bien los cuidamos para la comunidad y nuestras familias, porque sabemos que para el caso un árbol de pino tarda entre 20 y 30 años en crecer” recalcó.

Con empeño y denotada vocación por salvaguardar la biodiversidad, los hermanos Lacuth y Tomás Manzanares, han contribuido significativamente en las investigaciones sobre anfibios y reptiles de la región Miskita, las que ahora se encuentran documentadas en el libro sobre Serpientes de Honduras publicado recientemente por los conocidos investigadores Franklin Castañeda y Randy MaCrain, sin duda una relevante contribución de estos humildes pero valiosos servidores de la ciencia y de Honduras.


image
Las guaras rojas forman parte de la familia de Lacuth