PNUD propone diseño y adopción de estrategias para mejorar condiciones de afrodescendientes

21 ago 2012

filePNUD propone diseño y adopción de estrategias para mejorar condiciones de afrodescendientes

La Ceiba, Atlántida, 21 de agosto de 2012.-   Diseñar y adoptar estrategias y programas nacionales de desarrollo concretos, efectivos y viables orientados a mejorar la situación de los afrodescendientes, especialmente, en la esfera de sus derechos económicos, sociales y culturales, propuso el representante adjunto del PNUD, Edo Stork.

La petición fue lanzada por el funcionario en la conferencia “Caminando Hacia el Decenio de los Afrodescendientes: Principios de Inclusión para una agenda compartida” que dictó en el aniversario de la Primera Cumbre Mundial de Afrodescendientes, realizada en La Ceiba.

Stork precisó que para lograr avanzar en esta estrategia, es oportuno establecer metas y pensar en prioridades que puedan contribuir de manera efectiva y eficaz a la eliminación de todas las formas de discriminación racial.

Los afrodescendientes deben gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de conformidad con las normas internacionales, en condiciones de igualdad y sin discriminación alguna, señaló.

Haciendo referencia a los acuerdos en la cumbre de este sector étnico hace un año, Stork subrayó que solo el diálogo representa la única forma para lograr un desarrollo justo y equitativo.

El año pasado, con el apoyo de la ONU, se celebró en la Ceiba, la Primera Cumbre Mundial que elaboró una agenda común que contribuya a superar las condiciones de desigualdad social, económica, cultural, ambiental y política de las personas afrodescendientes. 

Para ello se propuso que el Gobierno de Honduras apruebe e implemente el Plan de Desarrollo Integral Sostenible con Identidad de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños y que a nivel internacional se cree un Fondo de Desarrollo y un Foro Permanente de Asuntos para esta población. Asimismo que se adopte un Índice de Desarrollo Humano con perspectiva de raza y etnicidad y un noveno Objetivo de Desarrollo del Milenio para reducir formas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.

La Declaración y el Programa de Acción de Durban en el 2001, reconoce a las personas afrodescendientes como un grupo de víctimas específico que continúa sufriendo la discriminación como legado histórico del comercio trasatlántico de esclavos.

Diez años más tarde, la comunidad internacional proclama el 2011 como Año Internacional de las personas Afrodescendientes, reconociendo que las mismas representan un sector definido de la sociedad cuyos derechos humanos deben ser promovidos y protegidos.

En diciembre del mismo 2011, en su 66 período de sesiones, la Asamblea General de la ONU aprobó el comienzo del Decenio para las personas Afrodescendientes a partir de 2012, y solicitó al Grupo de Trabajo de Expertos que, en su próximo período de sesiones, formule un programa de acción que se ponga en marcha en diciembre de este año.

Al encuentro preparado por la Organización de Desarrollo Étnico Comunitario (Odeco) y la Plataforma de la Cumbre Mundial de Afrodescendientes asistieron más de un centenar de participantes de 20 diferentes países, representantes del cuerpo diplomático acreditado en Honduras

 

Al encuentro asistieron representantes de 20 países
Al encuentro asistieron representantes de 20 países