Honduras puede reducir a corto plazo el costo de los combustibles generando biogás

21 feb 2012

fileEl estudio analiza el potencial de distintos sectores productivos para desarrollar proyectos de biogás .

Honduras tiene amplio potencial de generación de biogás, que podría proveer importante beneficios ambientales, sociales y económicos, según un estudio presentado hoy en la ciudad de La Ceiba.

La investigación, fue auspiciada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con apoyo técnico del Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SNV), en el marco del programa de cooperación con la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA). 

El estudio analiza el potencial de distintos sectores productivos para desarrollar proyectos de biogás a partir de residuos orgánicos, entre ellos café, caña de azúcar, palma africana, procesadoras de carnes, embutidos, ganado bovino, porcino y avícola.  

Con la producción de biogás como fuente de energía renovable, se pueden aprovechar y manejar adecuadamente los desechos sólidos y líquidos en distintos sectores productivos, transformándolos en una fuente de energía.

Entre los beneficios al ambiente y la salud que aporta el biogás por el uso de desechos, está la reducción de enfermedades, uso de leña, malos olores, y la contaminación de los ríos. En el área económica se reducirían los costos porque reemplaza el uso de energía de la red y de los derivados del petróleo que, además de ser excesivamente caros, deben ser importados y representan un gasto considerable de divisas para el país.

A más pequeña escala, en ambientes rurales, agrícolas o agropecuarios, se puede usar, para generar calor para cocinar, producir iluminación, calefacción,  producir potencia mecánica y refrigeración.

Este método alternativo de combustión elimina en las comunidades el consumo de leña y de kerosén. En el Porvenir, Balfate, Colón, el uso de leña representaba  un consumo promedio anual de 6,470 leños por familia, lo que se traducía cada año en la tala de 71 árboles de diferentes especies por familia.

Con la instalación de biodigestores promovidos por el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD), se ha dejado de consumir aproximadamente 219,980 leños y se ha dejado de talar un poco más de 2,414 árboles al año. En el caso del kerosone, anualmente se gastaba un promedio de 24 galones de kerosén por familia, esto representa un ahorro anual promedio de 1,296.00 lempiras por vivienda.

El uso de biogás, es una oportunidad para impulsar el desarrollo de actividades productivas y de las comunidades, así como mejorar la economía familiar y nacional. El estudio será socializado mañana en San Pedro Sula y luego en Tegucigalpa.

Representantes de diferentes  organismos participaron con mucho interés en la exposición del estudio.
Representantes de diferentes organismos participaron con mucho interés en la exposición del estudio.