Honduras: experta de la ONU insta al Gobierno a proteger a los defensores de derechos de forma efectiva

14 feb 2012

fileLa urgente creación de un programa de protección para defensores de derechos humanos fue solicitada por la relatora .

La Sra. Sekaggya, abogada de Uganda, fue nombrada Relatora Especial por el Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2008. Ella es independiente de cualquier Gobierno y sirve en su capacidad individual.

TEGUCIGALPA 14 de febrero de 2012.– La Relatora Especial de las Naciones Unidas Margaret Sekaggya dijo hoy que los defensores de derechos humanos en Honduras continúan sufriendo ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas y malos tratos, amenazas de muerte, ataques, acoso y estigmatización, y solicitó al Gobierno de Honduras la creación urgente de un programa de protección.

“Honduras enfrenta serios desafíos en el combate contra la violencia y la inseguridad”,  dijo la experta independiente, encargada de vigilar e informar sobre la situación de los defensores de derechos humanos, al final de su misión al país. “La impunidad reinante y la ausencia de investigaciones efectivas de las violaciones de derechos humanos socaban la administración de justicia y deterioran la confianza de la sociedad hacia sus autoridades”.

“He observado que ciertas categorías de defensores de derechos humanos se encuentran particularmente en situación de riesgo en Honduras, incluidos los periodistas, los trabajadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, los abogados, los fiscales y los jueces. Los defensores que abogan por los derechos de la mujer, la niñez, la comunidad LGTBI, las comunidades indígenas y Afro-Hondureñas, así como aquellos que trabajan en temas relacionados con el medio ambiente y el derecho a la tierra, también se encuentran en situación de riesgo”, dijo la experta.

La Relatora Especial señaló que la falta de protección a los defensores de derechos humanos en riesgo aumenta su grado de vulnerabilidad y obstruye la habilidad de las autoridades para realizar investigaciones de presuntas violaciones de derechos humanos. En su opinión, esto contribuye al ciclo de impunidad y afecta negativamente a la confianza de la población en el estado de derecho y la justicia. “En repetidas ocasiones, los defensores de derechos humanos me informaron que se abstenían de buscar protección debido a su temor a la policía, y que el contacto con la misma los expone a mayores riesgos de seguridad”, dijo.

“El Gobierno debería establecer una política de Estado clara que reconozca el indispensable trabajo llevado a cabo por los defensores de derechos humanos, así como asegurar su protección”, declaró la Sra. Sekaggya entre otras recomendaciones. Acogió el compromiso público del Presidente Porfirio Lobo Sosa a implementar sus recomendaciones, señalando que “el Presidente deberá promover y liderar el diálogo entre las autoridades y la sociedad civil, a fin de crear un entorno favorable para los defensores de derechos humanos”.

La experta independiente de la ONU también solicitó la urgente creación de un programa de protección que cuente con recursos necesarios, así como el desarrollo de un marco interinstitucional que asuma la responsabilidad para su coordinación y su revisión regular y transparente, “como una medida crucial para superar la desconfianza de los defensores de derechos humanos hacia las autoridades”.

La Sra. Sekaggya presentará las recomendaciones finales derivadas de su visita al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2013.

Durante los ocho días de su misión a Honduras, la Relatora Especial visitó las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula y la Ceiba, dónde se reunió con el Presidente Porfirio Lobo Sosa, funcionarios de Gobierno, representantes de los poderes legislativos y judiciales, un amplio segmento de la sociedad civil, las Naciones Unidas y delegaciones diplomáticas.