Estudio del PNUD recomienda financiar recuperación por desastre y reducción de riesgo Tegucigalpa

07 feb 2012

fileLos desastres provocados por fenómenos naturales están acentuando la pobreza, según el estudio

El gasto público en gestión de riesgo ha sido reactivo y no preventivo

La necesidad de estrategias de recuperación que se centren en la generación de empleo y fuentes de ingresos para evitar que los desastres continúen incrementando la pobreza, es uno de las recomendaciones de la investigación Desastres, riesgo y desarrollo en Honduras: Delineando los vínculos entre el desarrollo humano y la construcción de riesgos en Honduras, del PNUD.

El estudio elaborado por Ginés Suarez, experto en gestión de riesgo y Walter Sánchez investigador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), evidencia que una apropiada gestión de riesgos es fundamental para el desarrollo sostenible del país.

Datos de las cuatro últimas décadas muestran a Honduras como el país de la región con mayores pérdidas económicas por el impacto de los desastres. Se prevé que estas pérdidas se incrementen debido al cambio climático y a la alta vulnerabilidad de esta nación.

El análisis del impacto del Mitch sobre el desarrollo, los territorios y los principales rubros y sectores económicos nacionales, muestra que el principal efecto del huracán fue la pérdida de ingresos y activos productivos.

El sector que concentró más pérdidas fue el agrícola. A nivel territorial las mayores pérdidas se concentraron en los polos de desarrollo del país, evidenciando que el desarrollo no ha tomado en cuenta las vulnerabilidades y riesgos existentes, y que estos polos de desarrollo son también ámbitos geográficos donde se está generando pobreza urbana y situaciones de riesgo.

Tras el Mitch, no se contó con estrategias bien definidas para apoyar la recuperación económica de la población afectada por los desastres, especialmente de los productores agrícolas, reducir la vulnerabilidad de los principales rubros productivos y para manejar el riesgo urbano.

Una de las lecciones que se desprenden del análisis del impacto del huracán Mitch, es la importancia de contar con estrategias para la recuperación de los medios de vida de las poblaciones afectadas por desastres y muy especialmente para la recuperación de los medios de vida agrícolas.

La inversión en reconstrucción post Mitch se concentró en el sector infraestructura, lo que a mediano plazo, generó un empobrecimiento del campo y la migración forzada del exterior a las principales ciudades del país.

El gasto público en gestión de riesgo ha tenido un enfoque reactivo y no preventivo. En Honduras, la resiliencia o capacidad para reponerse después de enfrentar una situación dramática por el impacto de un fenómeno natural o provocado que genere un desastre, aún descansa principalmente en la respuesta y la inversión en medidas estructurales de reducción de riesgo y no tanto en la prevención vinculada a los procesos de desarrollo.

Entre 1993 y el 2010 se aprecia que la inversión se centró en la mitigación y la reconstrucción, mientras que el gasto en prevención fue mínimo. La falta de inversiones en prevención y en recuperación temprana, ha provocado una mayor vulnerabilidad ante los desastres naturales.

Honduras es el país de la región que presenta una mayor probabilidad de que sus capacidades financieras de recuperación puedan ser superadas por efecto de un desastre, por lo que la creación de mecanismos financieros para la recuperación se considera altamente prioritaria.

Ante el escenario de una alta vulnerabilidad y una baja inversión en la prevención de desastres, el documento plantea recomendaciones orientadas a financiar la recuperación postdesastre y la reducción de riesgo, focalizar las intervenciones en los municipios más vulnerables, que coinciden con los municipios con mayor desarrollo del país, y la necesidad de incorporar el análisis de riesgo en las principales inversiones nacionales y sectores del desarrollo.

En todas estas recomendaciones se considera fundamental el involucramiento de la empresa privada como un actor clave en la planificación de la inversión y el desarrollo en Honduras.

 

 

Datos de las cuatro últimas décadas muestran a Honduras como el país de la región con mayores pérdidas económicas por el impacto de los desastres
Datos de las cuatro últimas décadas muestran a Honduras como el país de la región con mayores pérdidas económicas por el impacto de los desastres