Proteger la inversión de infraestructuras para avanzar por la ruta del desarrollo

Se estima que un 70-80% de la infraestructura vial fue destruida cuando el huracán Mitch azotó Honduras. Tal fue el daño, que cuando se trazaron las nuevas carretas y puentes, también se tuvo que reconstruir el mapa cartográfico del país. También fueron afectados hospitales, escuelas y represas.  

La infraestructura destruida u obsoleta tiene un impacto negativo en la vida de las personas, ya que no cuentan con las facilidades para desplazarse o para realizar actividades económicas, o no pueden acceder a gozar de sus derechos como salud y educación; sin contar que la destrucción o deterioro de infraestructura puede acabar con vidas humanas.

Por otro lado, la re-construcción y construcción de infraestructura representa un gasto muy significativo en los presupuestos nacionales y locales. De modo que la pérdida o daño de éstos, impacta grandemente en los presupuestos, ya sea porque se requiere re-direccionar recursos previamente destinado a otros sectores de desarrollo o solicitar nuevos fondos, que pueden provenir de las finanzas públicas, préstamos o de cooperación internacional.

La mucha inversión detrás de las grandes construcciones y el aprendizaje que se tuvo luego del huracán Mitch, de trabajar bajo un enfoque de prevención de desastres y acción ante el cambio climático, es que en la actualidad en Honduras las inversiones públicas de infraestructuras sociales y productivas toman en cuenta las amenazas climáticas posibles que puede sufrir una construcción y se asumen medidas de prevención y mitigación.

Esto se conoce bajo el término de “blindaje” de proyectos de inversión pública.

Una guía para saber cómo proteger las inversiones públicas

Este manual tiene el propósito de definir los pasos a considerar para reducir riesgos y vulnerabilidades en la etapa de pre-inversión de proyectos de infraestructura social y productiva. El blindaje se refiere a tener en cuenta los potenciales daños y pérdidas que puede sufrir un proyecto al estar expuesto a ciertas a amenazas (climáticas u otros fenómenos naturales), sus costos y las medidas necesarias para reducir dichos daños y pérdidas a un valor aceptable bajo un análisis costo-beneficio. De esta forma se puede asegurar tener una infraestructura que tenga una vida útil, y contribuya a la sostenibilidad de los procesos de inversión.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha venido apoyando en la formulación y actualización del Manual de Blindaje de Proyectos que ha sido liderado por la Secretaría de Finanzas y a COPECO (Comisión Permanente de Contingencias), con el apoyo financiero de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

¿Por qué es importante blindar las inversiones de infraestructura?

  • Blindar en este caso se refiere a reducir las vulnerabilidades de un proyecto de inversión por medio de la identificación e implementación de medidas de mitigación ante desastres.
  • Ayuda a mantener la vida útil de un proyecto de infraestructura, social y productiva.
  • El Manual de Blindaje de Proyectos es un componente parte de la Guía General de Formulación y Evaluación de Proyectos de Inversión Pública.
  • La metodología de blindaje considera un enfoque inclusivo y participativo. Incentiva que los proyectos de construcción consideren las amenazas y sus impactos sobre grupos humanos alrededor de los proyectos de inversión.