Cuidando y aprendiendo a manejar el agua

Medidas de adaptación al cambio climático, para reducir el estrés por escasez de agua

El acceso al agua es un desafío en Honduras, y en especial en Tegucigalpa, la capital y ciudad más grande del país.

A fin de que el agua pueda abastecer a su casi millón de habitantes, medidas como racionamiento de agua han sido implementadas.

Una de las principales cuencas hídricas que abastece Tegucigalpa, es la cuenca del río Choluteca, ubicada al sur del país. Sin embargo, los periodos de sequía que afectan persistentemente esa zona han disminuido el caudal del afluente, como el de muchos otros.

Además, la excesiva y acelerada deforestación, quemas e incendios forestales, expansión de la frontera agrícola, uso inapropiado del suelo, sobre-pastoreo y la construcción inadecuada de caminos rurales y carreteras en las áreas rurales han impactado en la escasez del agua.

La falta de agua no solo es un problema para los capitalinos, en términos de disponibilidad y calidad de agua, sino que las comunidades aledañas también son afectadas cuando por la ausencia de agua pierden sus cultivos, que son su fuente de ingresos; o deben comprar agua a más precio. Colocándoles en situación de vulnerabilidad.

LAS INICIATIVAS PARA CONSERVACIÓN DEL AGUA

Honduras es actualmente considerado uno de los países más vulnerables en América Latina a los efectos adversos del cambio climático y los escenarios para el país indican que la ya existente escasez de agua se va a ver agravada por el cambio climático y su variabilidad, en especial fenómenos como El Niño-Oscilación del Sur (ENSO por sus siglas en inglés). En este contexto, el proyecto "Enfrentando riesgos climáticos en recursos hídricos en Honduras: Incrementando resiliencia y disminuyendo vulnerabilidades en áreas urbanas pobres", implementado por el PNUD y ejecutado por Mi Ambiente+ con recursos del Fondo de Adaptación, ha desarrollado acciones de adaptación al cambio climático en comunidades vulnerables ubicadas en zonas urbanas y rurales cercanas a Tegucigalpa.

En total 8,988 familias de barrios y comunidades vulnerables de Tegucigalpa y 5 municipios aledaños, implementaron medidas piloto de adaptación al cambio climático: cosecha de aguas lluvias para uso doméstico y escolar, reservorios de agua para riego, micro riego para optimización de agua, control de inundaciones mediante cunetas y huellas de concreto, mejoramiento de sistemas rurales de agua potable (represa), pilas comunitarias de agua, filtros para reutilización de agua y eco fogones.

“EL AGUA ES LA VIDA…EL AGUA ES LA BASE PRINCIPAL PARA QUE TODO PRODUZCA” DON WENCESLAO

Wenceslao es una de las personas que ha sido beneficiado del proyecto. Él vive en Ojojona, un municipio aledaño a Tegucigalpa.

Con el proyecto ha construido una represa dentro de su terreno que sirve para dar agua a más productores vecinos suyos y ha implementado un sistema de riego por goteo para optimizar el uso del agua en su chacra "El Arrayán" que produce elotes y maíz seco.

Antes del proyecto, el promedio de producción era de 2 quintales por manzana y pequeños elotes mientras que ahora produce 10 quintales de maíz seco por manzana y entre 20 a 25 elotes de gran tamaño. Este último producto lo comercializa a través de intermediarios quienes luego lo venden en la capital.

Wenceslao además ha recibido asistencia técnica y capacitaciones sobre buenas prácticas agrícolas, producción agrícola y de principios básicos de emprendimiento. El excedente de la última cosecha, además de reinvertir en comprar de semillas y productos agro-químicos, ha comprado maquinaria y un animal para el arado.

Así es como Wenceslao cuenta su experiencia en cuidado del agua. Desde captar el agua, pasando por la producción del maíz y como así permite que éste llegue a la mesa.

PNUD Y EL CUIDADO DE RECURSOS HÍDRICOS

El PNUD apoya las iniciativas en vinculadas a la gestión integrada de los recursos hídricos, los recursos naturales y el fortalecimiento de los medios de subsistencia puesto que éstos son muy sensibles al cambio y a la variabilidad del clima, y si son amenazados o sufren impactos repercutan negativamente en la calidad de vida de las personas y el desarrollo de los países.

 

Ver más fotografías aquí.