Líderes indígenas de La Moskitia resuelven conflictos a través del diálogo

Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide

En la comunidad indígena de Raya lograron resolver un conflicto de tierras mediante el diálogo.

Así lo transmitió Florencia Díaz, lideresa miskita y miembro del Comité de Resolución de Conflictos de Wampusirpi: “nos desplazamos al sitio en disputa donde las partes en conflicto llegaron, algunos con armas. La primera condición que establecimos para iniciar el diálogo fue que bajaran y dejaran los rifles en otro sitio. Luego de haber superado este impase, iniciamos el diálogo enfatizando que cada una de las partes eran miskitus, además de ser miembros de una sola familia. Poco a poco se fueron creando las condiciones que permitieron conocer las necesidades de cada parte, y se procedió a repartir la parcela de tierra según los acuerdos establecidos. Al caer la tarde regresamos en paz a nuestra comunidad”.

La Moskitia hondureña es una región habitada por cuatro pueblos indígenas: Miskitu, Pech, Tawahka y Garífuna. En las últimas décadas se han acrecentado los conflictos en la región debido a la compra-venta ilegal de tierras por particulares, en un territorio en el que recientemente se ha entregado la titularidad de las tierras a los Consejos Territoriales que conforman la región según la institucionalidad indígena.

Nacel Kiapa, Presidente del Consejo Territorial de Bakinasta, preocupado por el aumento de la conflictividad, y ante el difícil acceso de las comunidades a la justicia ordinaria y la debilitación del rol de los Consejos de Ancianos- ancestralmente la autoridad indígena que impartía justicia-, presentó en una asamblea en Wampusirpi la propuesta de crear un Comité conformado por líderes comunitarios para actuar como mediadores y así lograr la resolución de conflictos de forma positiva y constructiva para la población.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el financiamiento de la Unión Europea y el apoyo del Departamento de Asuntos Políticos de Naciones Unidas (UNDPA), está implementando el proyecto “Construcción y consolidación de las capacidades nacionales para la prevención de conflictos en Honduras” mediante el uso de la metodología de mediación interna; herramienta de resolución de conflictos que fomenta el desarrollo de capacidades para el diálogo y la mediación de líderes que hacen parte del conflicto, pero que cuentan con legitimidad y respeto en sus comunidades.

Nacel Kiapa participó en las capacitaciones desarrolladas en el marco del proyecto y solicitó el apoyo del PNUD para formar a los miembros del Comité de Resolución de Conflictos de Wampusirpi.