La mediación comunitaria como alternativa para la resolución de conflictos

mediation
Con hija en brazos, dos voluntarios jóvenes reciben reconocimiento por horas de trabajo para promover la convivencia en su comunidad. Crédito: Alejandra Amaya - PNUD Honduras

Doña Martha acostumbraba guardar sus ahorros en un joyero ubicado contiguo a su cama. Era una noche más en la ciudad de Tela cuando su sobrino Antonio, entró a su habitación y tomó el dinero sin consultarle.

Al día siguiente, Doña Martha se percata de la ausencia del dinero e inicia la búsqueda por todos los rincones de la casa, pero sin éxito. Horas más tarde, Antonio aparece con una motocicleta nueva y Doña Martha reclama fuertemente al padre de Antonio, su hermano, del robo.

En esa circunstancia, el padre de Antonio acudió al Punto de Convivencia Comunitaria, que es un espacio en la comunidad donde las partes involucradas pueden hablar del suceso ante la presencia de un mediador, quien previamente ha sido capacitado, para buscar una solución al problema.

Durante el proceso de mediación, Antonio ofreció una disculpa a su tía, propuso como alternativa de solución que fue vender la moto y devolver el dinero que había tomado. Además, ofreció apoyo económico a su tía, quien además aceptó las disculpas. Al final, se resolvió el problema a través de la mediación y se intentó reestablecer el vínculo entre ellos.

Según Ricardo Herrera, consultor de mediación para el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), “La mediación es la posibilidad de tejer, reparar y restaurar interacción humana mediante el diálogo, el respeto de las diferencias y aportar al restablecimiento de los proyectos humanos”.

Fortaleciendo la participación ciudadana contra la violencia

La Política Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana 2011-2022 plantea la necesidad de mecanismos alternativos de resolución pacífica de conflictos. Y justamente, los Puntos de Convivencia Comunitaria responden a esta necesidad.

Logros

  • "Yo sabía que tenía que ser una persona muy neutral; esta mediación entre vecinos tuvo tal impacto en la comunidad que creó toda la confianza que necesitábamos de las personas, al punto que desde entonces confían en el proceso de mediación", explicó Hugo Contreras, voluntario de mediación
  • A junio 2016, 5,500 ciudadanos y ciudadanas han participado en las acciones comunitarias de mediación y promoción de la convivencia en 05 Municipios

Actualmente, en los municipios de Choloma, Distrito Central, La Ceiba, San Pedro Sula y Tela se han inaugurado 12 Puntos de Convivencia Comunitaria y cuyo funcionamiento es dado por la Red de Actores Voluntarios en Convivencia, formados y certificados como promotores o mediadores.

Las y los voluntarios en mediación y los promotores en convivencia, quienes son miembros de cada comunidad, han implementado charlas, conferencias y talleres para sensibilizar e informar sobre los beneficios de la mediación y la necesidad de frenar la escalada de violencia. Además, de atender los casos de disputa. Entre julio 2015 y junio 2016, se ha logrado en los cinco municipios la participación de 5,500 ciudadanos en las acciones de sensibilización. Y en La Ceiba, el 97% de los casos mediados han llegado a acuerdos satisfactorios.

En palabras de Hugo Contreras, mediador de la comunidad de Chamelecón en San Pedro Sula, "estoy contento de ser una opción en la vida de las personas, me siento bien porque eligen resolver su conflicto por la mediación en lugar de esperar que el conflicto aumente y sea necesario un abogado en la Corte. Las personas saben que, si vienen a mí a tiempo, pueden ahorrarse un gran problema. Puedo decir que los mediadores somos una opción viable, ya que estamos formados para servir".

Uno de los esfuerzos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo se centra en fortalecer la gobernabilidad democrática. Lo que implica trabajar en el tejido social, a fin de tener una ciudadanía comprometida, activa y empoderada.

Asimismo, este trabajo en la comunidad orientado a la prevención de la violencia contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Muy en particular, con los objetivos 1: Fin de la Pobreza y Objetivo 16: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas, en tanto que se trabaja para luchar contra la desigualdad y la injusticia; y fomentar la participación ciudadana, por medio del diálogo, al analizar y encontrar concertadamente una salida al conflicto.