Fortaleciendo las capacidades en instituciones del Gobierno y de comunidades para la prevención de conflictos en La Moskitia

Los conflictos por la tierra y los recursos naturales, las tensiones recurrentes y la inestabilidad son algunos de los retos más complejos que muchos países, entre ellos Honduras, afrontan en la actualidad. Estos conflictos tienen un fuerte impacto sobre la vida humana, debilitando la cohesión social y la confianza. Por ello, es necesario fomentar medios pacíficos, tanto preventivos como post-conflicto- que ayuden a superar las divisiones y la violencia.

Una herramienta para tal fin es la mediación interna, que consiste en apoyar y fomentar procesos de diálogo y/o negociación para prevenir, manejar, y resolver conflictos en la sociedad. Este tipo de mediación involucra a figuras que están dentro del conflicto y pueden usar su influencia y credibilidad para asumir un papel positivo en la trayectoria del conflicto.

Para el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) este tipo de iniciativas, orientadas a desarrollar competencias dentro del personal de Gobierno y líderes comunitarios para prevención de los conflictos, son centrales para contribuir al fortalecimiento de las instituciones estatales.

Con capacidades para liderar procesos de diálogo y mediación en el marco del proyecto “Construcción y consolidación de las capacidades nacionales para la prevención de conflictos en Honduras”, con financiamiento de la Unión Europea y con el apoyo del Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas, se busca desarrollar capacidades para la prevención de conflictos en La Moskitia.

La propuesta de trabajo, a nivel local, ha implicado analizar la situación de conflictividad de la zona y mapear las capacidades existentes en prevención de conflictos. Se procedió a la identificación de funcionarios de instituciones públicas -que tienen vinculación con el tema de derechos humanos y prevención de conflictos o con temas de desarrollo y/u ordenamiento territorial- y se eligieron participativamente por las comunidades organizadas líderes locales para que desarrollen capacidades adecuadas para liderar procesos de diálogo y negociación.

A decir de Gerson Granados del Programa Nacional de Administración de Tierras de Honduras quien ha participado en taller de capacitación “la mediación es una vía voluntaria para la resolución de conflictos, lo cual evita situaciones violentas que pueden ocasionar conflictos y traumas futuros. La resolución de conflictos genera paz, evita situaciones costosas, y eso da pie para que en la comunidades o instituciones se den proyectos de desarrollo”.

Con el desarrollo de estas capacidades a nivel local, durante el año 2017 se conformarán Comités Locales de Resolución de Conflictos a los que el PNUD, a petición de los propios participantes, dará acompañamiento.

Los aportes de este proyecto contribuyen directamente a la consecución del Objetivo 16: “Paz, justicia e instituciones sólidas” de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

"La mediación sirve para que las partes encuentren una solución al problema. Es importante porque así se pueden escuchar, y entender por qué la otra no está de acuerdo. A veces se cierran en sus posiciones, pero tienen intereses en común y eso se encuentra a través del diálogo”. María José Gálvez – Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

Razón de ser del Proyecto:

  • El enfoque del proyecto está vinculado a crear mecanismos de diálogo, local y nacional, entre las distintas instituciones y organizaciones indígenas de cara a mejorar sus relaciones y su coordinación para lograr una convivencia en paz.