Programa Conjunto “Desarrollo humano juvenil vía empleo para superar los retos de la migración en Honduras”

¿Cuál es la situación?

Honduras es el segundo país con IDH más bajo en la región centroamericana ( 0.664). E n 2007, 60 de cada 100 hogares vivían en condiciones por debajo de la línea de pobreza y 35 en condiciones de pobreza extrema; agravándose en el ámbito rural donde 65 de cada 100 hogares viven en pobreza, de los cuales 52 están en condiciones de pobreza extrema. La reactivación económica que ha experimentado Honduras entre 2004 y 2007 es de un crecimiento medio del PIB de 5.3 puntos porcentuales. Sin embargo, el crecimiento de la economía no ha significado un mejoramiento de las condiciones de vida de la población hondureña, lo cual se explica por la desigual distribución del ingreso, el bajo nivel de escolaridad y la poca capacidad para la generación de empleos en cantidad y calidad requeridos para la mayoría de la población, especialmente la que habita en zonas rurales y urbano marginales.

El problema del mercado laboral en Honduras es estructural, caracterizado por el predominio del sector agrícola tradicional, la baja productividad, y el alto porcentaje de subempleo. La Tasa de Desempleo Abierto (TDA) es de 3.1% lo que significa que alrededor de 87,448 personas no trabajaron ni siquiera una hora a la semana; desagregando por sexo se visibiliza una brecha de género, la TDA para la mujer es de 4.2% mientras que para el hombre alcanza el 2.5 %. Los porcentajes de subempleo visible e invisible afectan a un 31% de la población hondureña; aumentándose en seis puntos en el área rural. En lo que respecta a la población juvenil su entrada al mercado laboral presenta más dificultades que para la población adulta; más de la mitad de la población desempleada tiene menos de 24 años. Si bien un 59.3% de los jóvenes figuran como asalariados del sector público y privado, es también significativo el 40.7% de jóvenes con empleos por cuenta propia en el sector informal urbano (empleo doméstico y empleos sin remuneración), esto es, empleos precarios, con ingresos por debajo del salario mínimo, sin protección social, largas jornadas de trabajo y de baja o nula representación sindical. En los censos del Instituto Nacional de Estadística (INE) se establece que un poco más de la mitad de los jóvenes (50.2%) habitan en las áreas rurales, mientras que el resto se distribuye en las ciudades, 13.5% en Tegucigalpa; 7.9% en San Pedro Sula y 26.4% en otras zonas urbanas. Del total de la población de Honduras (7.5 millones de habitantes) 2 de cada 3 personas, es decir el 67%, está constituida por la población menor de 29 años. De éstos el 28.3 % lo conforman el rango etario de 15 a 29 años.

Una de las dificultades para el acceso a empleo es el bajo nivel educativo, consecuencia también de la pobreza, que impide aspirar a empleos mejor calificados. E n 2007 solo un 29.5% de estos jóvenes se matriculó en un centro educativo y hay 615 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan. La asistencia a centros educativos decae en forma importante de acuerdo a la edad; entre los 12 y 14 años asiste a centros educativos el 79.9% de las y los jóvenes; entre 15 a 19 años, el 46.2%; y entre 20 a 24 años el 19.4%. En cuanto al acceso a Internet, sólo el 16.2% de los jóvenes utiliza con frecuencia la herramienta, de los cuales el 28.4% son jóvenes urbanos y 5% rurales. Finalmente, el analfabetismo todavía está presente dentro de la población joven de 15 a 24 años; un 7.8% son analfabetos en el área urbana y periurbana y el 12% en el área rural. Estos niveles educativos resultan insuficientes para aspirar a empleos calificados, lo que implica la adquisición de destrezas laborales y el desarrollo de habilidades para hacer frente a las exigencias del moderno mercado laboral. A ello hay que agregarle la falta de pertinencia entre la oferta educativa y la demanda del mercado laboral.

Honduras ostenta la tasa más alta de fecundidad entre adolescentes (5.1%) en América Central con 137 nacimientos por cada 1,000 mujeres de 15 a 19 años. Este hecho además, implica que una significativa proporción de los y las jóvenes, tanto del área urbana como rural, se vuelven tempranamente jefes o jefas de hogar o amas de casa (en plena adolescencia), generando formas de dependencia de los adultos específicamente en aspectos relacionados a vivienda, lo cual provoca más pobreza y hacinamiento. Según el INE para 2006 habían 130,517 jefes de familia menores de 25 años lo cual representa el 8.2% del total de familias.

En América Latina, Honduras ocupa el tercer lugar en muertes por violencias en adolescentes (homicidios, suicidios y accidentes) después de El Salvador y Colombia; cada día muere por lo menos un joven víctima de la violencia. Según datos de Casa Alianza durante el período 1998-2007 han sido asesinados 3,494 personas entre niños, niñas y jóvenes menores de 23 años. La segunda causa de muerte juvenil es el VIH/SIDA y la tercera la mortalidad asociada al embarazo.

Según la encuesta nacional para el Informe Nacional de Desarrollo Humano (INDH) 2006, las dos principales razones para emigrar son los problemas laborales y los económicos. El fenómeno de la migración se ha profundizado en los últimos años; entre 2006 y 2007 la tasa de crecimiento ha aumentado en 10 puntos, habiéndose duplicado entre 1997 y 2006 la tasa de hogares que declaraban tener al menos un familiar migrante. En la actualidad se estima en más de un millón los hondureños emigrados, equivalente a un 11% de la población que permanece en el territorio nacional. De los emigrados el 65% son jóvenes (del total 62% hombres y 38% mujeres). En términos de impacto económico, en 2006 casi un 11% de los hogares hondureños recibieron remesas por un monto de 2,359 millones dólares, equivalente al 25% del PIB. El uso de las remesas mayoritariamente es destinado a gastos de consumo, (95% de las mismas); un 1.3% y 3.6 % destinadas al ahorro y la inversión respectivamente. La migración tiene también un impacto muy negativo en lo que respecta al capital humano; el debilitamiento del tejido familiar por el sentimiento de desarraigo, desamparo y pérdida de identidad del lugar de origen.

En los últimos años se está dando a su vez el fenómeno del emigrante retornado que además del sentimiento de desarraigo por haber tenido que abandonar su lugar de origen, sufre de una segunda derrota por la imposibilidad de integración en el lugar de destino; para el caso el número de deportados en 2007 fue de alrededor de 38,000 hondureños según los registros de la Oficina de Atención al Emigrante ubicada en el aeropuerto Internacional de Toncontín de Tegucigalpa.

El Programa se ubica en la zona sur occidental del país, la cual comprende los departamentos de La Paz, Intibucá y Comayagua; área definida por ser una de las zonas más pobres del país identificadas por el Programa de la Red Solidaria del Gobierno de Honduras y de alto riesgo social y ecológico, ya que gran parte de su territorio está incluido en la zona afectada por sequías y fenómenos atmosféricos. Esta zona, comprendida por 57 municipios, presenta características mayoritariamente agrícolas y con altos índices de desempleo y subempleo (cerca de 58 mil jóvenes equivalente al 52% de la PEA juvenil). El Índice de Desarrollo Humano (IDH) es de los más bajos del país: 0.582 para Intibucá, 0.610 (La Paz) y 0.629 (Comayagua); sin embargo, si nos adentramos a los municipios del interior de la zona del Programa los cuales presentan las tasas más altas de salida de fuerza de trabajo a otros departamentos del país, encontramos IDH de 0.490 (San Francisco de Opalaca, Intibucá), 0.527 en (Santa Ana, La Paz) y 0.544 en (El Rosario, Comayagua,). Esta zona presenta también altos niveles de migración externa, tanto a los países vecinos (El Salvador y Guatemala), como fuera de Centroamérica. Es también zona de tránsito del sur hacia el norte del continente. En cuanto a la población nacida en estos departamentos el 19.4% (Intibucá), 21.5% (La Paz) y 21.2% (Comayagua) ha migrado a otras ciudades del país.

La baja productividad resultante de la situación estructural que provoca el subempleo, es la principal causa para que se produzcan bajos ingresos en los trabajadores. Lo anterior explica el por qué los ingresos laborales son comparativamente distintos: mientras en el departamento de Francisco Morazán el promedio de ingresos laborales del hombre es de US$ 4,310 anuales el de la mujer es de US$ 2,877, en el departamento de Intibucá el promedio de ingreso laboral del hombre es de US$ 1,540 y el de la mujer de US$ 1,488; en el departamento de La Paz el hombre recibe un ingreso promedio de US$ 2,024 anuales y la mujer casi la mitad (US$ 1,242). La situación empeora para los municipios más alejados al interior de los departamentos seleccionados para el Programa.

Sin embargo, la zona posee una gran capacidad productiva y una población joven de amplio potencial y experiencia en cadenas agroproductivas como las del café, frutas, hortalizas, piscicultura, turismo rural y otras; las que han sido apoyadas por instituciones como la SAG, SIC, STSS e Instituto Hondureño de Turismo. En este sentido, la zona seleccionada ha sido priorizada de acuerdo a la demanda real, prioridades del país y efectos del Programa, la cual podrá ser ampliada en función de los resultados obtenidos.

¿Qué objetivo persigue el proyecto?

El Programa Conjunto contribuye en conjunción con las políticas y programas del Gobierno a través de una estrategia priorizada en los planes de desarrollo sectoriales, a la incorporación de los beneficiarios en nichos de cadenas productivas como cafés especiales, turismo, horticultura y fruticultura, apicultura y piscicultura; rubros seleccionados según varios criterios como: alto potencial generador de empleo digno, niveles de crecimiento anual en demanda de mercado, factibilidad técnica, ambiental y económica, y acompañamiento de otras entidades en fortalecimiento de la cadena productiva. Se identificarán “eslabones” donde existan oportunidades y ventajas comparativas para ofrecer productos o servicios diferenciados por calidad, precio o diseño. El Programa asumirá lecciones aprendidas para consolidar la competitividad rural, complementándose con otras iniciativas que se desarrollan en la zona de intervención.

¿Cómo apoya el PNUD?



Este es un Programa Conjunto en que participan seis agencias del SNU de Honduras teniendo como agencia líder al PNUD. El PNUD tiene en este Programa responsabilidad por brindar, a los jóvenes, oportunidades laborales en el mercado formal de trabajo que mejoren su situación económica y social y favorezcan su inclusión social, a través del desarrollo y promoción de programas para la inserción de la población joven al mercado laboral, de servicios financieros y desarrollo empresarial dirigidos a jóvenes, que culminen con la formulación de planes de negocios, y en casos que se confirme su viabilidad el otorgamiento de capital semilla o inicial.

El PNUD ha participado en la implementación de diversos programas y proyectos de desarrollo local para el combate a la pobreza, gobernabilidad, reforma del Estado y descentralización, acumulando experiencia relevante en procesos de participación ciudadana y consenso social. Además PNUD ha mostrado valor agregado en el área de integración de cadenas productivas así como en el trabajo con los sistemas alternativos de financiamiento rural. El Informe Nacional de Desarrollo Humano 2009 se centra en la temática de la juventud denominando al mismo: “De la exclusión social a la ciudadanía juvenil”.

Indicadores

  • Ingreso monetario (mujeres, hombres) en la finca / extra finca incrementado
  • Porcentaje de familias por debajo de la línea de pobreza reducido
  • Necesidades Básicas insatisfechas disminuidas (agua potable, educación, etc.)
  • Degradación ambiental disminuida
  • Mejor nivel de la seguridad alimentaria familiar (composición de la canasta familiar, cantidad disponible de alimentos, etc.)
  • Mayor participación o representatividad legítima en las organizaciones locales (asociación de regantes, consejos municipales)
  • Producción programada y colocada en los mercados a través de sistemas agro comerciales integrados en una agricultura por contrato.
  • Sistemas de riego modernizados
  • Superficies modernizadas y regadas
  • Contratos entre productores y empresas agro comerciales establecidos
  • Grado de participación en la gestión del agua y desarrollo municipal (comités locales / municipales)
  • Grado de participación de mujeres en la toma de decisiones
  • Grado de acceso de las mujeres a los servicios de desarrollo
  • Niveles mejorados de productividad por actividades agrícolas y no-agrícolas
  • Niveles de producción de alimentos básicos

¿En qué beneficia a Honduras?

En cuanto a los impactos, el Programa contribuye en conjunción con las políticas y programas del Gobierno a través de una estrategia priorizada en los planes de desarrollo sectoriales, a la incorporación de los beneficiarios en nichos de cadenas productivas como cafés especiales, turismo, horticultura y fruticultura, apicultura y piscicultura; rubros seleccionados según varios criterios como: alto potencial generador de empleo digno, niveles de crecimiento anual en demanda de mercado, factibilidad técnica, ambiental y económica, y acompañamiento de otras entidades en fortalecimiento de la cadena productiva. Se identificarán “eslabones” donde existan oportunidades y ventajas comparativas para ofrecer productos o servicios diferenciados por calidad, precio o diseño. El Programa asumirá lecciones aprendidas para consolidar la competitividad rural, complementándose con otras iniciativas que se desarrollan en la zona de intervención.

En cuanto a la población objetivo, el Programa plantea una estrategia diferenciada de acuerdo a las características, problemáticas y potencialidades de la zona de intervención; para lo que se construirá la información que permita incluir acciones para grupos focalizados, por ejemplo, mujeres jóvenes, grupos étnicos, emigrantes jóvenes, mujeres y hombres retornados.

Respecto a los espacios de intervención, el Programa plantea la necesidad de desarrollar gestión a diferentes niveles, fortaleciendo la capacidad técnica regional, de comunidades y gobiernos locales. Para la intervención el Programa prevé la conformación y operación de Comités Interinstitucionales y mesas regionales de trabajo, enmarcados en la Política Nacional de Empleo Digno (PNED), así como tres (3) oficinas multiservicios con miras a implementar una estrategia de inserción laboral para los y las jóvenes; formación de pequeñas unidades empresariales, y la puesta en marcha de un fondo de crédito/inversiones y un programa innovador de remesas solidarias y productivas. El Programa, aborda la parte institucional procurando trasladar la política nacional de empleo a una política de empleo digno juvenil aplicada a nivel local, orientando a que los Planes Estratégicos de Desarrollo Municipal integren el tema de juventud, y la política de atención al emigrante retornado. Así mismo, se desarrollará un sistema de información desagregada por sexo sobre mercado de trabajo y migración juvenil, sobre la base de datos de emigrantes retornados, y la actualización del instrumento de Encuesta de Hogares para la recopilación de información. Además, se propone un programa de formación de valores y expresiones culturales, de identidad y de liderazgo a nivel municipal con enfoque de género; y el desarrollo de campañas de sensibilización para la prevención de la migración. El Programa propone una forma de intervención escalonada en función de los indicadores de pobreza, exclusión y vulneración de derechos; privilegiando a los más desfavorecidos.

¿Cuánta es la población beneficiada?

El Programa se ubica en la zona sur occidental del país, la cual comprende los departamentos de La Paz, Intibucá y Comayagua; área definida por ser una de las zonas más pobres del país identificadas por el Programa de la Red Solidaria del Gobierno de Honduras y de alto riesgo social y ecológico, ya que gran parte de su territorio está incluido en la zona afectada por sequías y fenómenos atmosféricos. Esta zona, comprendida por 57 municipios, presenta características mayoritariamente agrícolas y con altos índices de desempleo y subempleo (cerca de 58 mil jóvenes equivalente al 52% de la PEA juvenil). El Índice de Desarrollo Humano (IDH) es de los más bajos del país: 0.582 para Intibucá, 0.610 (La Paz) y 0.629 (Comayagua); sin embargo, si nos adentramos a los municipios del interior de la zona del Programa los cuales presentan las tasas más altas de salida de fuerza de trabajo a otros departamentos del país, encontramos IDH de 0.490 (San Francisco de Opalaca, Intibucá), 0.527 en (Santa Ana, La Paz) y 0.544 en (El Rosario, Comayagua,) . Esta zona presenta también altos niveles de migración externa, tanto a los países vecinos (El Salvador y Guatemala), como fuera de Centroamérica. Es también zona de tránsito del sur hacia el norte del continente. En cuanto a la población nacida en estos departamentos el 19.4% (Intibucá), 21.5% (La Paz) y 21.2% (Comayagua) ha migrado a otras ciudades del país.

Metas

  1. El Programa Conjunto “Creatividad e identidad cultural para el desarrollo local” tiene como objetivo dinamizar el sector creativo artístico y cultural; y visibilizar el impacto de la cultura en el desarrollo económico y social.

    Los Productos del Programa Conjunto, los productos por agencia, los asociados en la ejecución, las actividades por producto por agencia y el presupuesto por año se muestran en el Marco de Resultados.

    Para el año 2011, las comunidades rurales y las organizaciones locales, junto al estado, implementan políticas públicas y procesos de desarrollo para el acceso equitativo y sostenible de la población vulnerable a tierra, otros medios de producción, mercados y servicios de apoyo, para la generación de empleo de calidad, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza.

      Efectos, indicadores y líneas de base del Programa Conjunto:

    EFECTO 1 del PC: Se ha incrementado la capacidad de insertarse de manera digna en el mercado laboral, de mujeres y hombres jóvenes en situación de vulnerabilidad y con alto potencial migratorio.

    Indicador 1: A diciembre de 2011 cada departamento de la zona de intervención cuenta con un Comité Interinstitucional en funcionamiento y con la participación del 80% de los actores para la promoción del empleo y emprendedurismo.

    Indicador 2: A diciembre de 2011 el 40% del total de jóvenes beneficiarios del Programa logran insertarse en el mercado laboral a través de las Oficinas Multiservicios.

    Línea base Indicador 1 y 2: En los departamentos focalizados no se cuenta con Comités Interinstitucionales ni con Oficinas Multiservicios. Con el estudio de línea base se ajustarán los indicadores.

    Indicador 2: A diciembre de 2011 el 60 % de 2,100 jóvenes capacitados se han insertado en el mercado de laboral.

    Indicador 3: A diciembre de 2011 el 60% de 5,184 jóvenes capacitados asociados en microempresas vinculadas a cadenas productivas.

    Línea base Indicadores 2 y 3: La medición y ajuste de los indicadores desagregados por sexo se determinarán a partir del estudio de línea de base.

     Indicador 4: A diciembre de 2010 al menos el 20% de las Instituciones Financieras Locales (IFIs) calificadas, intermedian recursos de crédito e inversión adecuados a los y las jóvenes beneficiarios del Programa Conjunto, considerando necesidades específicas de género.

    Línea base Indicador 4:

    •  Actualmente está en fase final el Diagnóstico e Inventario de Cajas Rurales de Ahorro y Crédito (CRAC), realizado a través del Plan Nacional de Cajas Rurales de la SAG.

    •  La medición y ajuste de los indicadores se determinarán en el estudio de línea de base.

    Indicador 5: Al 2011 al menos el 70% de 816 jóvenes hombres y mujeres del área del Programa participan en la iniciativa innovadora de Remesas Solidarias y Productivas.

    Línea base Indicador 5: No existe en el país un Programa de remesas solidarias y productivas.

    Indicador 6: Al 2011 al menos 30% de las participantes son jóvenes mujeres.

    Línea de Base Indicador 6: No existen datos de la zona con relación a la participación de las mujeres en emprendedurismo y empleabilidad.

    EFECTO 2 del PC: Se han fortalecido los marcos institucionales nacionales y locales para promover el empleo digno para la juventud, con énfasis en emigrantes potenciales y/o retornados.

    Indicador 1: A diciembre de 2011 tres (3) mesas territoriales de empleo, creadas y operativizando el Plan Nacional de Empleo Juvenil.

    Línea base Indicador 1: Actualmente no existen mesas territoriales de empleo.

    Indicador 2: A diciembre de 2011 al menos el 50% de los 57 municipios del área del Programa han incorporado el tema de la empleabilidad y empresarialidad para el empleo digno juvenil, en sus instrumentos de planificación y presupuestaria con enfoque de género.

    Línea base Indicadores 2: Los municipios cuentan con planes estratégicos municipales sin la inclusión de la temática de empleo digno juvenil.

    Indicador 3: A diciembre de 2010 los asociados del Programa utilizan información estadística desagregada con enfoque de género sobre empleo, micro emprendimientos y migración de jóvenes.

    Línea base Indicadores 3:

    •  Existe un Observatorio de Mercado Laboral que genera información de las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula;

    •  38,000 hondureños retornados y registrados según las cifras de la Oficina de Atención al Emigrante del aeropuerto de Toncontín en 2007;

    •  La Encuesta de Hogares del INE no incluye el modulo de migración con información desagregada.

    EFECTO 3 del PC: Se ha fortalecido la capacidad de liderazgo, arraigo e identidad de los hombres y mujeres jóvenes y su participación en la construcción de una visión de desarrollo local con equidad en base a principios y valores compartidos.

    Indicador 1: A diciembre de 2010 el 40% de los jóvenes asociados a redes juveniles locales y regionales participan en los programas de formación en valores, igualdad de género, expresiones culturales, de identidad y arraigo.

    Línea base Indicador 1: Existen redes juveniles regionales en proceso de formación y algunos programas de liderazgo juvenil municipal en la zona. El indicador será ajustado con el estudio de línea base.

    Indicador 2: A diciembre de 2011 se reduce en un 10% la intención de migrar de los hombres y mujeres jóvenes en el área de intervención del Programa.

    Línea base Indicadores 2: No existen datos sobre la intencionalidad de migrar. El indicador será construido con el estudio de línea base.

  2. METAS 2010:

     1. Tres Mesas Territoriales de Empleo establecidas: una en cada departamento

    2. Tres Comités Interinstitucionales constituidos: uno en cada departamento

    3. Un Fondo innovador de Crédito operando en los 28 municipios focalizados a través de cajas rurales, bancos comunales, cooperativas etc, garantizando el acceso a crédito.

    4. Un total de 816 jóvenes participando en la iniciativa innovadora de remesas solidarias y productivas

    5. Un total de 5,184 jóvenes asociados en Microempresas vinculadas a cadenas productivas

    6. Programas de liderazgo juvenil, identidad y arraigo con enfoque de género se desarrollan e implementan en los 28 municipios focalizados.

Resultados

  • Se juramentaron y establecieron 3 mesas territoriales de empleo en tres departamentos
  • Se juramentaron e implementaron tres Comités Interinstitucionales en tres departamentos
  • Definido y aprobado el modelo de crédito para atender las demandas de inversión de las iniciativas empresariales vinculadas a cadenas de productivas.
  • Iden ificadas cuatro cooperativas y negociado con ellas la forma de operar el fondo de crédito. (Los recursos serán administrados por la cooperativas a través de la constitución de un fondo revolvente y operados por medio de desembolsos a crédito aprobados, conforme a los términos y condiciones establecidos en el reglamente de crédito acordado entre PNUD y la SAG.
  • Acuerdos de subsidio de micro capital firmados con cuatro cooperativas (COMIRGUAL, COACFIL, COMIXMUL y COMULP) por un total de US$296,000.00. El primer desembolso a estas cooperativas está previsto para mediados de noviembre.
  • Capacitación a todo el personal de las cooperativas que van a operar el fondo de crédito.
  • Negociación con la Secretaría de Relaciones para asumir la responsabilidad de la coordinación de Programa de Remesas Solidarias y Productivas. La firma de la Carta Acuerdo entre el PNUD y Cancillería para tal efecto está prevista para el 12 de noviembre del año en curso.
Resumen
Código
00062892
Línea de Servicio
Iniciativas locales para reducir la pobreza, incluyendo micro crédito
Ubicación Geográfica
Ejes de Empleabilidad y Empresarialidad , en La zona del Programa la conforman los departamentos de La Paz, Comayagua e Intibucá28 municipios focalizados de un total de 57 municipios
Estado
En Curso
Oficial de Prorgama PNUD
Luis Grádiz
Organismo Nacional de Ejecución
Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS)
Director/a Nacional del Proyecto
 
Autoridades locales o regionales involucradas
Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)
presupuesto (US$)
USD$ 6,372,064.00
Fecha de Inicio
Ene 2009
Fecha de Finalización Estimada
Sep 2012
Documentos de Proyecto
PRODOC